lunes, 22 de octubre de 2007

GNOMOS DE JARDÍN

Delante de mi casa hay un balcón en el que vive, como podréis ver si aguzáis la vista, un gnomo de jardín al que, en este caso, podemos llamar gnomo de balcón. Está justo situado frente a la ventana de mi estudio, y lo veo cada día mientras trabajo. Lo veo mirarme, quiero decir.
Por alguna razón extraña y por lo tanto difícil de explicar, los gnomos de jardín o de balcón tienen vida propia. Parecen estar a punto de moverse. Da la sensación de que saben más de lo que dicen. Más aún: da la sensación que se conocen los unos a los otros y que están de algún modo organizados. Sin duda son mucho más inquietantes los que están pintados de colores. Los que son de piedra, grises o blancos todos ellos, parecen inacabados o, peor aún, que no han entrado en el verdadero mundo de los gnomos. Son proscritos.
En el jardín de mi abuela paterna había decenas de gnomos de colores. Y en el interior de su casa había infinidad de relojes de cucú. Había incluso un reloj de cucú que daba la hora haciendo aparecer un círculo de gnomos que, en mi mente infantil, eran los mismos que estaban en el jardín. Até cabos: aquella era su misión. Lo que no terminaba de comprender es cómo conseguían hacerse tan pequeños y, más difícil todavía, cómo sabían la hora. (No llevaban relojes de pulsera, claro. En eso el mundo de los gnomos es muy conservador).

25 comentarios:

Joana dijo...

Los gnomos saben la hora porque, antes de dejar el jardín y hacerse pequeños para meterse en el reloj de cuco, miran la posición del sol.

Los gnomos grises son del departamento de contabilidad y finanzas.

FLAVIA COMPANY dijo...

Joana:
Gracias. Llevaba desde la infancia con esa duda. Jajajajaja.
Oye, que en el departamento de contabilidad y finanzas hay más de un gnomo de colores. Y en el de creativos más de uno gris tirando a muy gris... ¿o no?

civisliberum dijo...

Recuerdo que hace años en la cultivada e ilustrada Francia se creo un Frente de Liberación de Gnomos, cuyo fin era liberar a todos los que estaban secuestrados en los jardines, impidiendoles ser felices en los frondosos i enigmaticos bosques franceses.
En el caso de tu gnomo vecino y balconero seria de agradecer que alguien procediese a su pronta liberación, ya que si bién es triste un gnomo encarcelado en un jardin, el tenerlo prisionero en un reducido balcon demuestra tener sentimientos poco humanos.

FLAVIA COMPANY dijo...

civisliberum
Sí, sí, sé de ese movimiento de Liberación. La libertad siempre se defiende en Francia, y luego se vive donde se puede.
Pues no está mal la idea de liberar a mi gnomo vecino. Habrá que pensar en alguna estrategia. ¿Hablo buenamente con la vecina y le pido que me lo entregue tras darle una charla sobre el movimiento de liberación de gnomos francés? ¿Enviamos a un mensajero? ¿Lo robamos, es decir lo liberamos directamente sin decir agua va?

FLAVIA COMPANY dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
francis black dijo...

yo recuerdo a David el gnomo que era una seria muy buena .

vaya comentario de calidad

nán dijo...

ja,ja,já, Francis. La calidad humana del hecho de recordar lo eleva todo. ¡Aceptamos David el Gnomo como personaje de la cultura! (porque lo es, seguro).

nunuaria dijo...

Nunca me han gustado los gnomos, ni siquiera David, (lo siento Francis). Me resultan inquietantes.

Flavia, si desde mi ventana viese ese que tú ves, cambiaría de posición el escritorio. No sé por qué, pero me dan mal rollo. Y tampoco sé de dónde vino esa extraña costumbre de llenar los jardines de las torres de esas estatuillas. Y está de moda porque si vas a comprar abono o jardineras o semillas o lo que sea también te los encuentras esperando que alguien los compre.

FLAVIA COMPANY dijo...

Nunuaria:
No voy a cambiar de lugar el escritorio. ¿Y si se da cuenta de que es por él y toma represalias? Ni hablar. Le mostraré una indiferente cordialidad. Eso será todo. Y permaneceré atenta. Jajajajaja!

nán dijo...

Un perro o un gato podrían desbaratar cualquier estrategia del gnomo rencoroso. Son muy buenos, los perros y los gatos caseros, negociando nuestro bienestar.

Yo no tengo, pero me los invento. Además, no dejan pelos por la casa.

dable dijo...

No hay más que ver Harry Potter para entender un poco más el mundo de los gnomos, aunque creo que les llaman de otra manera.

FLAVIA COMPANY dijo...

Harry Potter: La última película no ha conseguido interesarme demasiado. Las anteriores, bastante más. Pero tal vez fue porque la vi yendo en avión camino de Texas... un marco tal vez poco apropiado.
Y hablando de Potter: Una de las cosas que más rabia me han dado de Harry Potter es que no sea una niña.

Marta dijo...

Flavia:
me ha encantado tu blog!!
Me sorprende la forma en que observas la realidad que nos rodea. Yo, que siempre voy con prisa a todas partes, apenas veo más allá de mis pies..

No sé si será una de esas casualidades que ocurren, pero después de leer tu comentario del Gnomo del Jardín leí en otro blog que visito habitualmente una historia de esculturas de gatos "inquietantes" en el jardín de una casa de la Costa Brava que me gustó muchísimo.
Os lo recomiendo (en realidad es muy recomendable todo el blog, pero cito este relato en concreto por la casualidad de leer ambos el mismo dia: Blog de ADDAIA). El relato se llama EL ESCULTOR).

Bueno, felicidades de nuevo por tu blog. Nos veremos por aquí

marta <

karlos dijo...

Flavia:
Llegué a tú blog por una recomendación que leí en el blog de ADDAIA, y me ha gustado mucho cómo escribes. Me gustaria leer un libro tuyo de prosa, ¿cuál me recomendarias para empezar?

Gracias - karlos

FLAVIA COMPANY dijo...

Karlos, gracias por tu comentario. La verdad es que me abruma lo de recomendar libros propios y me entusiasma aconsejar libros ajenos. Entre los ajenos, déjame que te hable de La elegancia del erizo, de Muriel Barery, recientemente publicado por Seix Barral, o de Niños Sabios, de Angela Carter, que seguramente no se puede ya encontrar en librerías comerciales al uso... Tampoco creo que pueda encontrarse, si no lo encargas, mi último libro, que es el que quizás podrías leer. Se titula "La mitad sombría" y está publicado por Ediciones DVD.
En fin, gracias otra vez. Espero que te guste lo que leas. Salud.

karlos dijo...

Muchas gracias Flavia.
Los buscaré y te diré si me han gustado (sino en las librerías tradicionales, supongo que pueden encontrarse en Internet).

Entretanto seguiré disfrutando de tu blog!!

karlos

FLAVIA COMPANY dijo...

Karlos:
Ok, seguimos.
Suerte.

karlos dijo...

marta,
he leído el cuento que dices de ADDAIA y me ha gustado mucho, pero no creo que se parezca a la historia de los gnomos de Flavia (los gnomos de flavia, suena gracioso, jeje...)

Flavia,
he hecho caso de tu recomendación y he encargado tu libro "La mitad sombría" en una librería de Gracia, y el lunes ya lo tendrán allí. Tengop ganas de empezar a leerlo ;-)

karlos

FLAVIA COMPANY dijo...

Marta:
Gracias al último comentario de Karlos he visto el tuyo sobre el relato de Addaia. Disculpa mi silencio y recibe mi agradecimiento algo atrasado por tu generoso comentario.
Leeré ese relato que recomiendas.
Seguimos.

Karlos: Glups!

marta dijo...

flavia, no pasa nada, somos mucha gente comentando y tú sola respondiendo, jeje ;-) De hecho, de los blogs que visito, eres la autora que mejor y más rápido responde los comentarios de la gente !! Espero que disfrutes el relato y como karlos, yo también buscaré tu ultimo libro.
marta <

FLAVIA COMPANY dijo...

Muchas gracias, Marta!
Seguimos! ¿Y tu blog? ¿Cuál es? ¿Tienes? ¿Puedo ir?

marta dijo...

flavia, cuando leo cómo escribís en el blog gente como tú, Voyeur o Addaia, me da mucha verguenza abrir uno propio. No é si tendria cosas interesantes que explicar que justifiquen crear un blog. Veremos si algún dia me decido...
De momento, disfruto con los vuestros ;-)

marta <

FLAVIA COMPANY dijo...

Marta:
Anímate, vamos. A fin de cuentas, es un modo de compartir. Cada cual a su manera. :-)

keke dijo...

karlos:
Yo sí que encontrado el libro de Flavia en las bibliotecas municipales de Barcelona. Gracias por tu recomendación del blog de Adaia, yo también me he enganchado a sus relatos, tienen algo especial.
flavia:
me gusta mucho de tu blog la forma que tienes de involucrar a la gente preguntándoles cosas y respondiendo a nuestras consultas, hace que sea muy participativo, como el de cosas a pares...

chau!!

FLAVIA COMPANY dijo...

Gracias, Keke. Y bienvenido: ¡me encanta la gente a la que le gustan las preguntas!