miércoles, 19 de mayo de 2010

MURCIA

Estuve el fin de semana pasado, días 14 y 15 de mayo, dando unos talleres de microrrelatos en Murcia. Me invitó la escritora y psicoanalista Lola López Mondéjar (clica aquí para ver su página web), a quien os recomiendo con vehemencia que leáis. (Por cierto, el próximo mes de setiembre publicará en Siruela una novela cuyo argumento me pareció de lo más sugerente. La leeremos con ganas. Ya os contaré).
Son esos círculos mágicos de la vida los que me llevaron hasta la Biblioteca en donde viernes y sábado tuvimos esos encuentros literarios. Me dio la sensación de llegar a un lugar tan propio, la gente de los talleres me hizo sentir tan bien, tan como en casa. Conectamos. ¿Podría decirse así? Tuvimos, juntos, unas horas que parecieron un paréntesis en la vida. Unas horas suspendidas de un lugar distinto. Gracias a ellos, claro. A su modo de estar, de escuchar, de escribir, de ofrecer té y galletitas. De pensar, de preguntar, de respetar, de compartir.
Un privilegio.
Y Lola López Mondéjar, un acontecimiento. Tal cual.
Gracias desde aquí a ella y a todo el grupo. Fue un placer. Amenazo: volveré.
Os copio a continuación un microrrelato que escribió para mí -y que después me regaló- la tallerista Fina Gómez. (Por cierto, cuando se refiere a mí dice "la joven", tan generosamente, porque Fina es mayor que yo).
***********************************
La mar de cuentos
La mar está en calma. Los pececillos de todos los colores y tamaños revolotean alrededor del velero. La "Capitana" prepara sus redes. Se asoma a proa para ver cómo está la posible pesca. Los peces se detienen y contemplan a la joven que los encandila a primera vista. Es morena, de piel curtida por el sol, segura de sí misma, atractiva, y su figura delgada y bien formada está vestida por una chaqueta negra y pantalón vaquero. Mira a sus espectadores con simpatía y comienza su labor. Se mueve como una sirena, sus leyendas entusiasman... De improviso una exclamación pone en alerta a sus observadores. ¡Uf, qué calor! Y el estriptís comienza. Con destreza, desliza por su brazo una manga, unas cadenitas plateadas rodean su esbelto cuello y, más largo, un collar de piedras color beige con un colgantito a la altura de sus pechos, se mueve insinuante, mientras continúa sacando la segunda manga de su chaqueta que deja ver un fino suéter pegado a su cuerpo. La "Capitana", ante la expectación de su encantado público, detiene la operación: Chicos, ¡ya no va más! La operación estriptís ha terminado... ahora, sigamos con la mar de cuentos.
******************************
Bonito texto, ¿no?
Gracias, Fina.
Un abrazo a todas y a todos.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos dejamos amenazar tan a gusto, ojalá vuelvas. Fue un lujo y un placer tenerte entre nosotros. Cuando volvía del taller a mi casa, el sábado a mediodía, me pareció estar volviendo de un viaje de vacaciones en el que había recorrido islas paradisíacas, sobrevivido a varios naufragios,había conocido a la mujer que duda, y a la que siembra dudas...Fue magnífico. Si repites, repetiremos. //Isabel

Paola Vaggio dijo...

Uala. Siempre me han gustado los estriptis de las profesoras, era un momento muy esperado durante una asignatura de ultimo trimestre, lengua y literatura italiana, qué calor hacía siempre en aquella clase… uf, me encantaba. Qué pena no estar en Murcia para presenciarlo, pero el microrelato de Fina me ha dado las pistas necesarias para imaginarlo de maravilla. ;P

Flavia Company dijo...

Isabel:
Ahí seguimos, pues. Hasta pronto. :)

Paola:
Usted siempre tan irreverente, jajajajaja. ;)

ruben dijo...

Flavia, fue un placer escucharte y aprender contigo. Me gustó, entre otras cosas, tu forma de entender la literatura y la vida. Me fui a casa con la sensación de haber conocido a una mujer interensante, original y sobretodo, muy auténtica.

Araceli Esteves dijo...

Te brotan amigos por donde quiera que vayas, Flavia. El grupo va creciendo.
Eres la flautista de Hamelin. Y tus lectores-amigos somos los ratones.
Te seguimos, ya lo sabes. Pero vas tan lanzada ( amunt i avall) que a veces nos cuesta.

Jordi Cirach dijo...

Hola, que tal?

He conocido tu blog a través de la revista de literatura “Literata”, me ha gustado mucho tu blog, i me he hecho fiel seguidor, espero que también te guste el mío de cultura “L'imperdible de ℓ'Àηimα” (http://www.imperdibleanima.blogspot.com).

Nos escribimos! Un saludo!
L'imperdible de ℓ'Àηimα

Antonia dijo...

Me uno al comentario de Isabel. Nuestra travesía de fin de semana contigo fue tan estimulante y agradable que resultó lo más hiperbreve del taller. Yo, de joven, quiero ser como tú.
Y es reconfortante no sentirse sola entre las dudas. Gracias Flavia. Fue un placer que me gustaría repetir. Cuando pueda te envío fotos.
Un beso, Antonia.

Flavia Company dijo...

Ruben:
Muchas gracias por tus comentarios, tan generosos. Un abrazo grande.

Araceli:
La flautista de Hamelín, jajajajaja, qué bueno, me ha encantado. Es que el grupo de Murcia es realmente fantástico.

Jordi:
Gracias. Nos pasaremos por allí, sin duda.

Antonia:
Tienes razón, es reconfortante no sentirse sola entre las dudas. Gracias a ti. Y un beso.

Mireia dijo...

Caram, que activa, Flàvia, això està molt bé!

Francis Black dijo...

Buen texto ¿y las fotos ? ¿pones fotos en todos los post y en este un mapa ?

Yo no te conozco pero si que das sensación de seguridad cuando estas en público , hay muchos escritores que cuando hablan en publico "se desmontan ".

Conchita dijo...

Flavia, fue un lujo tenerte aquí con nosotros. Me divetí y aprendí mucho. Tuve que elegir entre un fin de semana contigo y Alicante y creo que me decidí por lo mejor.
Lo de tu viaje con el diario de tu madre, eso ya es de herína de película. Muchísima suerte.
Espero comprar la novela. Conchita

fina dijo...

¡Dios, Flavia! Me he sentido al verme en tu bloc como una princesa de cuento. ¡Protagonista yo! Cuando siempre fuí cenicienta...me he emocionado, como si un importante premío me hubiera tocado. Has sido una de las escritoras que más nos ha llegado,tus exposiciones narrativas tienen mucha vida y las interpretas como actriz. ya me he pedido alguno de tus libros... y yo anque "te disguste" te digo que pienso seguir leyendote...

Flavia Company dijo...

Mireia:
Ja veus... un no parar! :)

Francis:
Pues que estaba esperando a que me mandaran alguna de los talleristas... pero por no alargarlo más... Hay personas con las que una tiende a comunicarse con facilidad, me parece. La gente de Murcia fue muy hospitalaria y receptiva desde el primer momento.

Conchita:
Muchísimas gracias. Un abrazo.

Fina:
Es que eres una princesa de cuento. Me han hablado ya muy bien de tu texto, ¿sabes? Desprende vitalidad, emoción.
Y qué rico "disgusto" ese de que me leas. ;)

Francis Black dijo...

He leido en el Culturas un articulo en que se te nombra, ¿has elegido moverte "entre bumas" ?. Vaya forma más curiosa que tiene la gente de leer.

Carol Blenk dijo...

Francis, seguro que te refieres a este artículo, ¿no?:

http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20100526/53933371893/biblioteca-lesbica.html

En la versión online está bien escrito :)

Francis Black dijo...

No el fallo es mio , para variar!!!!, en el texto ponia brumas. Pero brumas no me parece el adjetivo adecuado. No ?

Carol Blenk dijo...

Ah, ya, Francis, es verdad! Cuando he leído la frase esta mañana reconozco que también me ha extrañado, no sé, tiene como un tono ambiguo (no sé si es la mejor expresión). Y también me ha sorprendido que no haya citado "Dame placer", que sí trata el tema del que habla el artículo. Qué raro, no??

(Jaja, Flavia, te hemos pillado el blog en plan tertulia)

Francis Black dijo...

Si Dame placer es una gran libro, yo creo que la bruma es un forma de ocultamiento y MELALCOR , uno de mis libros preferido es lo contrario, es el individuo ( la persona) en estado puro, independientemente del genero, así que me parece lo contrario de una bruma.

La frase :"La vida no es una diana, así que no se puede a dar en el blanco ni por casualidad”.

La tengo siempre en mente, cuando escucho salvadores , predicadores , listos y en temas personales claro.

Carol Blenk dijo...

Cierto! La frase de la diana! Leí hace poco "Melalcor" y la subrayé. Es brutal. Pero ahí seguimos nosotros tratando de acertar, no? :)

Francis Black dijo...

Bueno hay que intentarlo es la gracia :

"Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor." Samuel Beckett.

Es eso o pegarse un tiro y no es plan.

Carol Blenk dijo...

Qué buena esa frase de Beckett, me la quedo con tu permiso por si llegan los malos tiempos, o la bruma ;)

Flavia Company dijo...

Carol y Francis:
Qué alegría vuestros comentarios, así cruzados, pim pam pim pam. No sé yo lo de las brumas, también a mí me sorprendió. La verdad es que no sé de qué modo tomarlo. Pero tampoco importa mucho, ¿no? Quienes asignan etiquetas seguramente creen en ellas, cosa que, como sabéis, no está entre mis "virtudes", pues las etiquetas, incluso las ambiguas, siempre me han parecido inmovilistas e innecesarias. Seguimos.

Hoteles Santa Marta dijo...

Definitivamente me encanta la forma como expresas lo que sabes, como transmites tu conocimiento y logras el objetivo y es que otros también aprenda y es esa falta de egoísmo lo que necesitamos para ser mejores seres humanos.