martes, 20 de julio de 2010

L'ILLA DE L'ÚLTIMA VERITAT, LIBRO ELECTRÓNICO.


Me entusiasma que ya exista la posibilidad de adquirir ejemplares de mi última novela en formato digital, para su lectura en libro electrónico. En la librería Laie. Clicando AQUÍ vais a la página en que se puede comprar. Me despierta curiosidad este nuevo camino para la lectura. Como comenté en una entrada de hace días, me he convertido en una auténtica fan del e-book, si bien es verdad que le veo algunas desventajas como, por ejemplo, que no pueda prestarse un libro que te entusiasma.
Otro asunto que me ha sorprendido es su precio: creí que iba a ser muuuuucho más barato que su versión en papel. Pero no. Por ejemplo, L'illa de l'última veritat, en papel, cuesta 17 €. Y en digital, 13,49 €. Vamos, así las cosas, vale la pena comprárselo en papel. (Y me pregunto: ¿va a desaparecer la firma de ejemplares? Porque a ver cómo vas con un libro electrónico a que el autor/a te dedique su libro...)

Otra cuestión. En una nota al pie del libro en venta, dice:

"Permisos sobre el eBook

Copiar/pegar: Prohibido.



Imprimible: Prohibido."

También se indica, por escrito, cómo están protegidos los derechos. Dice:
"Los ebooks tienen derechos de uso restringidos para poder proteger los derechos de autor. Podrás leer tu ebook tantas veces como quieras y en el dispositivo que desees, pero no podrás imprimirlo ilimitadamente ni pasarlo a un dispositivo que no esté autorizado.
Para gestionar estos derechos se utiliza un identificador Adobe ID, que es una forma de asegurar que un ebook pertenece a una sola persona. Así evitamos la copia ilegal.
Obtener un Adobe ID es muy sencillo y tan sólo hay que especificar un nombre, apellidos y email. También hay ebooks libres de derechos de uso."

Pero bueno, lo que está claro es que hecha la ley... hecha la trampa, ¿no? Veremos qué caminos inescrutables toma el pirateo literario.
Hay un apartado en formato de video (en esa página de Laie) en donde te muestran cómo descargarte e- books. Es fácil y se tarda menos de un minuto. (Añoranza: ese paseíto por las librerías, ese abrir libros y verles la primera frase, ese mirar la contra, husmearlo...).

Está claro que, en cualquier terreno, lo fácil no es lo romántico.
*************************
Hoy he interrumpido la lectura (en e-book, claro) para observar un rato la laboriosa vida de unas cuantas hormigas. Me he quedado enganchada. Siguen haciendo lo que hacían desde el principio de los tiempos, supongo. Ni fácil ni romántico: lo suyo. Les hice unas cuantas fotos. Les dejo una que, más que fila india de trabajo impenitente, parece reunión alegre y festín. (Fíjense qué curiosos los grupos formados: las que miran sin llevar carga alguna -¿se tratará de jubiladas?-, las que van en pareja -¿enamoradas?-, las que llevan "la hoja más grande"...)

16 comentarios:

Carol Blenk dijo...

Bueno, bueno, pues oye, no deja de ser una buena noticia que ya tengas tu primera versión en digital! El progreso es imparable, jaja.

Me ha hecho pensar eso de que lo romántico no es lo fácil... Y no sé si regalar un libro digital será comparable a regalar un ejemplar tradicional, con dedicatoria y toda esa parafernalia maravillosa, ay.

Besos desde nuestra isla, muacks!!!

PD: Lo del limón... insuperable ;)

Flavia Company dijo...

Carol:
Sí que está bien... seguramente se tratará de otro tipo de lector, digo yo, no sé...
Lo del limón, alucinante, ¿verdad? Sí, sí, me quedé atónita cuando lo vi. Y sigue igual al primer día.
Y en efecto, lo romántico no es lo fácil. Qué duda cabe, jajajaja. Seguid felices en la isla, romántica y difícil. :)

Francis Black dijo...

Felicidades, lo del precio ya se ajustara con el tiempo, pero la gracia es no tener que desplazarse para comprar los libros.

Los insectos son un tema apasionante.

http://insected.arizona.edu/espanol/hormigainfo.htm

bajoqueta dijo...

Estás de lleno en la nueva era :)

Seguro pero segurísimo que descubriran algo para poder hacer lo que se quiera con los e-books, todo se está pirateando y esto no será menos :)

Es bonito que te hayas fijado en las hormigas, nosotros avanzamos pero ellas continúan con su vida, quizás también es una manera de avanzar y vivir feliz.

marcela dijo...

Fijarse en lo pequeño dice mucho de la grandeza de tú alma. Soy una lectora impenitente y he leído todos tus libros. Aún no me he pasado al i-book pero no tardedré porque tengo tanta biblioteca que me siento agobiada.
Me parece acro, porque no existe almacenaje que es una cosa que encarece mucho, ni transporte, ni correos, ni recogida y devoluciones. Espero que signifique que estén más baratos o por lo menos el autor se lleve un poco más.
Un abrazo. El limón insuperable.

Flavia Company dijo...

Francis:
Sí, sí, lo de no tener que desplazarse es fundamental... sobre todo porque así se tiene al alcance absolutamente todo lo publicado... un fondo infinito, lleno de buenos libros... aix! Y los insectos me encantan, desde siempre.

Bajoqueta:
Seguro, seguro que inventan algo, per forma parte del juego, como ahora se emplean las fotocopias... tal cual. :)

Marcela:
Bueno, no cabe duda de que eres una lectora impenitente (y persistente, :))
Caros, sí, eso pienso. Imagino que con el tiempo se irá regulando, adeucuando...
En efecto, una de las maravillas del e-book es que no ocupa lugar. En casa tengo miles de libros y la cosa había llegado al punto siguiente: O ellos o yo.
Abrazo. :)

Araceli Esteves dijo...

mmmm...a mí sigue sin convencerme eso de leer en pantalla. Es que me agota.

NáN dijo...

¿No sientes como si un trocito de tu alma estuviera ya para siempre encerrada en la red de redes?

Para cegatos progresivos, el e-book es un alivio: el cuerpo de letra lo elijo ¡yo! (bueno, cuando lo compre).

Me has dejado pensando lo de la firma de libros. ¿Estaréis los autores en una Feria, o donde toque, se acercará alguien, lo descargará, os dejará su e-mail y tendréis que escribirle un mensaje que quien compra puede adjuntar al libro? ¡Vaya rollo!

Seguro que las hormigas pensaban: "mira esta, tan joven y ya jubilada, mirando cómo trabajamos".

Flavia Company dijo...

Araceli:
Pero es que no es ni parecido a una pantalla de ordenador. Nada que ver. Se parece mucho más a un libro de papel que a una pantalla. ¿Has visto alguno?

Nán:
Estar en la Red... jajajaja, suena a Matrix, ¿no? Ese puntito incontrolable de lo tecnológico, esa incorporeidad...
Lo de firmar libros: un tema, claro. Seguro que se inventan caminos alternativos. De hecho, en los libros electrónicos se pueden escribir notas "a mano", o sea que quizás por ahí...
Y lo de elegir tamaño de letra es impagable, sin duda. Una bendición.
Esas hormigas me miraban hoy con cierta desconfianza, después de que ayer las fotografiara. ¿O tal vez era decepción porque iba hoy sin cámara?

Francis Black dijo...

Dejo un enlace, es una reseña de Flavia Company en el Pais.

http://www.elpais.com/articulo/paginas/Interessant/raresa/literaria/elpepisupbqc/20100722elpbqcpag_2/Tes

Araceli Esteves dijo...

No he visto ninguno, Flavia. Me cuesta imaginar algo así como un papel electrónico. El invento no me seduce porque lo asocio a una especie de ordenador plano, pero reconozco que ahora sí que me has picado la curiosidad.

Flavia Company dijo...

Francis:
Gracias por la atención... Besos.

Araceli:
Te sorprenderá, ya verás. También yo era reacia, hasta que coincidí en el autobús con una chica que iba sentada a mi lado leyendo un libro electrónico... y aluciné. Besitos.

Viatger dijo...

Sóc un apassionat del llibres en format clàssic encara que un dia un company em va deixar l seu e-book i la veritat que es llegeix molt bé, encara no tinc e-book,però quan el tingui hi han una sèrie de llibres que els llegiré de forma electrònica però aquells que trobo especials crec que sempre els tindré en format paper.

Salutacions,
Viatger

Flavia Company dijo...

Viatger:
Com no podia ser d'altra manera, també a mi m'apassionen els llibres de paper i estic d'acord amb tu: n'hi haurà que els vulgui als prestatges de la meva biblioteca, pero olorar-los i tocar-los i subratllar-los... sí, sí, segur. :)

Anónimo dijo...

Hola Flavia,
Suposo que t'agradarà saber que tinc la sort de tenir un bon amic, el Pere Homs, que aquest cap de setmana m'ha regalat el teu llibre... en paper ! Bé me l'ha regalat a mi i a deu amics més. Cada any fem un sopar i ens regala el mateix llibre a tots, i aquest any li ha tocat al teu. Encara no l'he començat però m'ha impressionat la frase de la portada... potser si que tinc algun secret amb el que no puc morir. Hauré de decidir si el faig públic, més que res per si la mort m'agafés desprevingut...
Ja et faré saber què m'ha semblat L'illa de l'última veritat.
Si et vols passar pel meu bloc tonijuanet.blogspot.com. A part d'algun amic benevolent, seràs la primera en visitar-lo. Es més modest que el teu però està fet amb bona voluntat. A partir d'ara seguiré el teu.

Una abraçada.
Toni

Flavia Company dijo...

Toni:
¡Gloria y larga vida a Pere Homs! :)
Sí, sí, m'agrada molt que hagis deixat el teu comentari per fer-me conéixer aquest regal que em fa la vida (amb la complicitat de l'Homs). Escriure és sempre tan solitari, tan aïllat... que rebre després sorpreses com aquesta compensa amb escreix l'esforç i la tenacitat, la feina i la passió. Gràcies, benvingut. Vaig al teu blog, oi tant. I seguim!