lunes, 23 de marzo de 2009

VIOLENCIA SEXUAL CONTRA LAS MUJERES. RECURSOS, AYUDA, INFORMACIÓN


MUY IMPORTANTE. Se ha publicado una guía de ayuda para mujeres víctimas de una agresión sexual. Os copio a continuación la Introducción de la misma. Creo que merece la pena hacer difución del texto. Es un trabajo serio y riguroso del Servicio de Psiquiatria, Comisión de Violencia Intrafamiliar y de Género del Hospital Clínico de Barcelona.
Puede leerse completa al clickar sobre el título, al final de este post.


INTRODUCCIÓN DE LA GUÍA.
La violencia sexual es una de las formas más frecuentes de violencia contra las mujeres, ejercida por los hombres a lo largo de toda la historia.
Se ha utilizado tanto en tiempo de guerra como en tiempo de paz para dominar, humillar y controlar a las mujeres invadiendo su cuerpo, su mente y su sexualidad. La agresión sexual es un delito grave que atenta contra la libertad, la dignidad y la integridad física y psicológica del ser humano.
Las agresiones sexuales son uno de los delitos más frecuentes que afectan a las mujeres. Sin embargo, a lo largo de la historia se han hecho invisibles y se han banalizado, con argumentos que sostienen el mito del héroe violador (Urra, 2007). En las culturas en que el sexo se considera un derecho masculino, la violación no se entiende como un delito. Se extienden creencias del tipo «Cuando la mujer dice no, realmente quiere decir sí», «Las mujeres, tras ser víctimas de violaciones, acaban disfrutando », «No lo debió pasar tan mal, porque no gritaba», para hacer creer a las mujeres que son ellas las culpables.

Despréndase ya de estas ideas y piense que nadie tiene derecho a agredirla. Si ha sido, es o cree que puede ser víctima de una agresión sexual, estas páginas pueden ayudarla a enfrentarse a esta situación traumática.
Las víctimas de una agresión sexual jamás son ni cómplices ni culpables.





10 comentarios:

Carmen Moreno dijo...

Una vez hablé con un policía nacional y me dijo: "Si te violan, procura llegar medio muerta a comisaría porque si no es así, no te harán ni caso". Quiero creer que esto ha cambiado, pero sé que mis deseos de que haya sido así es mayor que la realidad.

¿Cuándo seremos iguales de verdad?

Flavia Company dijo...

Carmen:
Iguales nunca, por suerte para todo el mundo. La cuestión es cuándo tendremos los mismos derechos, el mismo respeto, la misma visibilidad.

Luis Antonio dijo...

Todo lo que se haga por divulgar, concienciar y defender a la mujer de cualquier tipo de agresión es poco. Te felicito por la iniciativa.
Saludos

Flavia Company dijo...

Luis Antonio:
Gracias. Y desde luego, si quieres anotar el link para difundirlo desde tu blog, adelante.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Flavia,

Te felicito por la información y por poner a nuestro alcance en su totalidad el texto de esa guía. Me sumo a la campaña contra la violencia machista que ejercen algunos hombres contra las mujeres. Esos hombres no tienen derecho ni siquiera a pertenecer al género humano. Por lo que respecta al resto de los hombres, los que nos consideramos normales, te digo que sentimos vergüenza ajena y repugnancia hacia esos otros hombres.

Un beso y mis mejores augurios para tu nuevo cargo,

Antonio

Bárbara dijo...

Justamente venía hoy en el autobús y he recordado algo que me pasó con 16 o 17 años. Subí entonces a un autobús y me senté al final del todo. A mi lado había un viejecito que parecía muy simpático, con cara de abuelo entrañable. Se puso a hablar conmigo, no recuerdo de qué, y yo le respondí, y me reí con él y de pronto el tipo me suelta: ¿no llevas sujetador? porque las tetitas se te movían mucho cuando has corrido para coger el autobús... Me quedé helada y no supe responderle nada, lo peor es que entonces pensé que de alguna manera había sido culpa mía por haberle dado bola.
Por supuesto hoy le arrancaría la dentadura postiza si me pasara. Pero me ha resultado escalofriante haber llegado a pensar así.

Luis Antonio dijo...

Aacepto la invitación para participar en la difusíon de esta Guía. Reproduzco el mismo texto

Soledad Sánchez M. dijo...

Cuando una mujer cuente que ha sufrido una agresión y quien la escuche NO le pregunte:

´"¿Tú que hiciste?"

habremos comenzado a ganar esta batalla.

Un beso, Flavia.

Soledad.

Lucía S.R. dijo...

Hola. Me encanta como tratas el tema en tu espacio. Te pido permiso para poner un enlace en mi blog. Saludos afectuoso

Flavia Company dijo...

Antonio:
Me enorgullece tu comentario. Gracias.

Barbara:
Impresionante, pero tan cierto, tan común, tan triste.

Luis Antonio:
Muchas gracias. Es importante difundirlo.

Soledad:
Qué agudo comentario. Es exacta,ente así. Estoy totalmente de acuerdo.

Lucía S.R:
Por favor, adelante. Hazlo. Y muchas gracias.