jueves, 21 de febrero de 2008

VENTA DE VOTOS, MI SOBRINA Y EL PESO DE LAS COSAS


Una buena amiga mía me envió el otro día un sms que, en un principio, me pareció una broma. Me decía que en eBay había votos en venta.
Incrédula de mí, le pedí la fuente. Fui hasta ella. Y era cierto. Algunos ciudadanos habían puesto su voto a subasta, es decir en venta al mejor postor, tras prometer absoluta confidencialidad para quien obtuviera finalmente el producto.
Se me revolvió el estómago que tengo en la zona cerebral, el estómago que se espeluzna de asco cuando una idea repugnante se le presenta así, de golpe, vanagloriándose de existir. Y tambíén me aumentó el nivel de la pena en sangre.
No me gusta juzgar, pero decidme si no son dignos de opiniones variopintas quienes venden y, también, quienes compran votos.
Por la noche del día en que me enteré de esta preocupante noticia, vinieron a cenar dos amigos míos quienes, por cierto, me trajeron un regalo de cumpleaños que guardaban desde hacía meses; se trataba de un libro que pesa cuatro quilos y medio -cierto total; acabo de levantarme y de ir hasta la báscula para comprobarlo-. Una maravilla. Ya os hablaré de él cuando lo vaya leyendo y viendo y mirando. Vinieron a cenar, pues; cocinamos al horno un pollo de payés, de tres quilos -hoy me ha dado por hablar del peso de las cosas; de unas y de otras-. Les conté lo de la venta de votos y mi amiga, tras un análisis horrorizado, dijo: "Eso hacía mi madre conmigo y con mis hermanos; nos ofrecía dinero a cambio de que votáramos lo que ella quería".
Al parecer, solo un hermano se vendió. Al parecer, solo una vez. La señora pedía que votaran al PP. Tuvimos que reírnos. Por cierto, no sé cuánto pesaba el exquisito pastel de chocolate negro que trajeron para el postre.
Justo antes de que llegaran estos buenos amigos a cenar, me telefoneó mi sobrina, Lola. Como tiene sólo diez años, no le conté lo de la venta de votos, aunque estuve a punto. Me llamaba para leerme su primer poema. Me dijo que siempre había escrito cuentos -ese siempre me derritió, cómo no-, pero que bueno, este año se había animado con la poesía. La había escrito para presentarla al concurso del día de Sant Jordi en su escuela. Justo en ese momento, cuando supe que era para el concurso, me pregunté si no habrían puesto los del jurado de la escuela sus votos en venta en eBay. Y me pregunté también si no los compraría yo todos, en ese caso. Pero eso fue justo antes de que me leyera el poema, que se titula La amistad, y dice:
L'amistat és una cosa preciosa/ però de vegades es trenca/Com una flor que cau a terra/I un dels pètals cau al riu./Recorre el món fins que algú l'agafa/I aquella persona no ho sap/però ha trobat una amistat./L'amistat és una cosa genial,/però que pot caure molt avall,/Com una gota d'aigua,/sola i sense amics./L'amistat és important,/I sense ella la vida res val,/Si no estimes,/No t'estimaràn,/Si no intentes fer amics,/No en tindràs,/L'amistat és molt important. (La amistad es una cosa preciosa pero a veces se rompe, como una flor que cae al suelo y uno de los pétalos cae al río. Recorre el mundo hasta que alguien lo coge, y aquella persona no lo sabe, pero ha encontrado una amistad. La amistad es una cosa genial, pero que puede caer muy abajo, Como una gota de agua, sola y sin amigos. La amistad es importante, y sin ella la vida nada vale. Si no quieres, no te querrán. Si no intentas hacer amigos, no los tendrás. La amistad es muy importante.)
Y entonces, cuando me hubo leído el poema, pensé que no era necesario comprar nada, ni un voto ni una papeleta ni un jurado en pleno, porque ese era sencillamente el mejor poema del mundo.
Y eso mismo es lo que van a pensar los del jurado cuando caigan en la cuenta de que lo ha escrito una niña que justo cuando se anima a escribir sus primeros versos anda por los treinta quilos de peso, siempre y cuando no lleve en brazos a nuestra gata Sugus, porque entonces serían ya treinta quilos y ochocientos cincuenta gramos.

40 comentarios:

Botavara dijo...

!Si me pinchan no me sacan sangre! ¿Vender los votos? Yo creía que eso sólo se hacía disimulando: reservando autocares para que vayan a buscarte a casa con la papeleta preparada y esas cosas que en los pueblos conocen.
Si es que "Pagant Sant Pere canta".
Deberíamos regalarle a su sobrina una cesta llena de pétalos...

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
Es casi inverosímil, pero resulta que es tal cual. Lo de los autocares es levemente más sutil, sí.
Y a mi sobrina, pétalos y más pétalos. Se los ha ganado.

winsta dijo...

Precioso poema el que escribió tu sobrina.
Sería fantástico que algún día nos regalaras la posibilidad de leer uno de sus cuentos.
Felicítala de mi parte y avísanos si gana. Que casi seguro que sí.

FLAVIA COMPANY dijo...

Winsta:
Mil gracias. Seguro que está contentísima con tu felicitación. Y sí, le pido algunos cuentos y los compartimos.

vafalungo dijo...

Treinta quilos muy prometedores, sin duda. Mientras en este mundo queden poetas (aunque tengan diez años), quedará esperanza. Y la esperanza no se vende.

winsta dijo...

Gracias a ti.
Muchas.
:)

(¿Podrías decirle a tu sobrina que ilustrase el cuento con algún dibujo?)
(Creo que ya es mucho pedir, pero me encantaría.)

FLAVIA COMPANY dijo...

Vafalungo:
Exacto, eso quería decir, sí, que la esperanza no se vende, que lo bueno no hay quien pueda comprarlo, que hay cosas y personas que no tienen precio.

FLAVIA COMPANY dijo...

Winsta:
Puedo pedirle y le pediré el dibujo, sí. La verdad es que dinuja a las mil maravillas. Y no lo digo porque sea mi sobrina, jajajajaja.

Botavara dijo...

Por cierto, va a tener que ponerse en forma para sujetar el libro de cuatro kilos y medio que le regalaron sus amigos. Si le salen músculos a lo Stallone queremos verlos, eh? jejeje

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
A lo Stallone esperemos que no!!!!De todos modos, soy de las que van al gimnasio, así que... probablemente mis amigos lo tuvieron en cuenta, al seleccionar el librón, jajajaja.

Botavara dijo...

Unos amigos muy considerados...pétalos y más pétalos.

NáN dijo...

Lo he puesto en Las Playas de Siberia, porque lo merece. Pero si te parece mal (aunque no va su nombre), lo quito.

http://lasplayasdesiberia.blogspot.com/

FLAVIA COMPANY dijo...

Nán:
Acaba de llamarme Lola por teléfono, y le he contado lo que has hecho. Ahora le mando la página para que lo vea, pero le ha hecho muchísima ilusión. Ha dicho: "Vaya, pues qué guay que soy, ¿no?" Para comérsela. Gracias, Nán. De veras.

NáN dijo...

¡Espléndido! Quede para la historia cuando sea escritora que el primer no familiar en publicarla he sido yo. Paso a añadir el nombre de Lola... ¡Me encanta es nombre, como te puedes imaginar por la "L"!

(Me encanta su respuesta).

Lucy dijo...

Si sentáramos a Sugus y a Cvalda (nuestra gata) encima del libro de cuatro kilos y medio, probablemente tendríamos unos siete kilos ochocientos (casi mitad carne, mitad letra).

Enhorabuena a Lola por su poema, seguro que gana.

carmen moreno dijo...

Bue... de casta le viene al galgo, ¿no? Hablo de su sobrina, claro. Es un magnífico poema de una niña de diez años. Ya hubiera querido yo escribir así a esa edad, pero estaba muy ocupada ganándole a mis amigos en los partidos de fútbol.

En cuanto a lo de los votos... Se trafica con mujeres, con órganos de niños, con los niños mismo, se explota sexualmente a niñas, nos da igual cargarnos el planeta, nos importa una mierda el sufrimiento de los demás, ¿de verdad creía usted que los votos estarían a salvo? ¿Le preguntamos al actual presidente de los Eh... Uh...?

FLAVIA COMPANY dijo...

Nán:
Queda para la historia.
A mi también me gusta mucho el nombre de Lola.

Lucy:
Jajajajaja, sentarlas encima del libro, juntas, sería muy fotogénico.
Le doy a Lola tus felicitaciones. Gracias.

Carmen:
No dice mi sobrina que quiera ser escritora, pero podría ser. Lo que sí, es coprotagonista, junto a mi sobrino Tomás, de mis libros infantiles. Ellos son mis personajes. Y están encantados, claro. Es decir que ya vive dentro de la literatura...
Y en cuanto a lo de los votos, tiene toda la razón. Parece, es, hasta ingenuo mi comentario. Tanta frivolidad me asusta en los tiempos que corren, qué quiere que le diga. Pero tiene razón, no podemos siquiera sorprendernos.

carmen moreno dijo...

No, no, Dama, no digo yo que sea ingenuo su comentario. Lo que ocurre es que... Bueno, eso. De cualquier manera, yo creo que somos más los "buenos" (por supuesto, yo soy buena), pero los "malos" hacen más ruido. Qué vamos a hacerle. Siempre hay que denunciar estas cosas. Yo se lo agradezco.

Què t'anava a dir dijo...

Flavia, ja ho havia vist, això de la subhasta de vots. Jo no ho trobo tan terrible, per tres motius:

1) Què fan els polítics sino prometre't l'oro i el moro "si me votáis"? I no ho fan perquè tu votis al que et promet més? I quina diferència hi ha?

2) Jo he vist amb els meus ulls un pare al col·legi electoral amb la filla de 18 anys acabats de fer, la dona i la iaia que no s'aguantava ni els pets. L'escena no l'explicaré sencera, però el pare obligava a les 3 dones a votar el que ell volia (en aquell cas el PP). I elles, què en treien a canvi? Almenys a eBay encara n'haguessin tret alguna cosa... no?

3) Finalment, l'argument més impepinable de tots: Tothom té un preu, jo també tinc el meu.

De totes maneres, entenc que t'escandalitzis.

FLAVIA COMPANY dijo...

Carmen Moreno:
Sí que es un poco ingenuo, sí, pero oiga, a mucha honra, jajajaja.

Què t'anava a dir:
Tens tota la raó del món. Però tota, tota. Segueixo pensant que és una barbaritat.
I quin creus que és el teu preu? O és inconfessable?
Penses de debò que tothom té un preu?

Què t'anava a dir dijo...

Sí, penso que tothom té un preu. Hi ha qui vendria sa mare per un euro (com el Zaplana), i n'hi ha que són més difícils de comprar. I no parlo només de vots, parlo de tot.

El preu per vendre el meu vot? No crec que sigui gaire alt, el que passa és que em fa mandra entrar a eBay per esbrinar com funciona.

Tindria un preu més alt per dinamitar de formigó una cala deserta, per exemple. O per allitar-me amb el senyor Clos (ministre d'Indústria).

La poca, poquíssima gent que no té preu passen a la història com a herois... i ja veus que no és el meu cas!

FLAVIA COMPANY dijo...

Què t'anava a dir:
Crec que és més fàcil no tenir un preu si et penses que el tens que si et penses que no el tens. I no és un joc de paraules.

francis black dijo...

Me gusta el poema de tu sobrina , en mi blog te cito por el tema de la traduccion he colgado una entrevista al traductor de Sebald .

Lo de vender votos es un poco cutre, la gente esta idiota .

FLAVIA COMPANY dijo...

Francis:
Gracias. Da gusto ver que hay gente con la que una está de acuerdo (por lo de la venta de votos... ¡Y por lo del poema! Jajajaja.)

maiprou dijo...

Mireu, lo del preu... jo sovint he pensat que no en tinc però desconfio, ves a saber, no se sap mai... en qualsevol cas, pensi el que pensi, el tindré o no el tindré. I què? Però us ben asseguro (no només ho crec, ho se, no ho he somiat) que en conec un (suficient?) que em permet almenys afegir un gairebé al rotund tothom té un preu de l'éslu.

dintel dijo...

El poema m’ha agradat força. El trobo molt, com ho diria jo?, molt ben encaminat per acabar, amb el temps, component bons poemes. El que més amb sobte és que una nena d’aquesta edat, ja ens parli de la fragilitat de l’amistat, i a més a més, per fer-ho, utilitzi com a metàfora la fragilitat de la natura. Als deu anys ja ha patit la pèrdua d’una amistat? O es capaç d’empatitzar amb algú que l’ha sofert?

maiprou dijo...

Dintel: te'n faries creus del que justament amb aquestes (i menors) edats poden dir-nos si mentre ho diuen estem encara que sigui una mica endollats per escoltar-los. Independentment de la seva experiència personal o la seva capacitat empàtica, precisament pq encara no s'han fet grans encara tenen obert una mena de lligam que els connecta directament amb una mena de coneixement directe de les coses. I l'amistat n'és una, com be diu:

L'amistat es una cosa
que es trenca
fins que algú l'agafa
i aquella persona no ho sap...

però pot caure molt avall

Una abraçada per la Lola: No creixis mai prou per acabar consentin-te a tu mateixa component poemes adults, adúlters, sovint prefabricats, amb formes exquisites però buits per dins. Com deia l'Stephanie:

“It's such an icy feeling...”

dintel dijo...

Maiprou, en realitat, el que em sorprèn és que precisament crec tot el contrari i hem trobo amb el diamant de la Lola. Els nens i les nenes a aquestes edats tenen un concepte de l’amistat, molt diferent al que la Lola ens ha transmet amb el seu poema. Malgrat la forma “infantil” que utilitza per composar-ho, el missatge es ben d’adult. Sí, és cert que algunes de les deduccions que fan els nens a aquestes edats són brillants i pròpies, però són les mínimes ja que acostumen a utilitzar idees que els adults del seu voltant tenen. I amb això no vull dir que no existeixin Mozarts ni Curies ni Kants, ni nens sensibles que són capaços a través de les seves lletres de comunicar una idea de l’estil de la Lola. És això el que em sorprèn, perquè si no fos com dic, el poema de la Lola, no tindria res d’especial seria la normalitat pròpia d’aquesta edat.

FLAVIA COMPANY dijo...

dintel, maiprou:
La Lola és molt empàtica, deu ser això. I d'altra banda, l'art ja les té aquestes coses, que supera amb escreix els artistes, que no saben exactamet com hi han arribat, al resultat indescriptible que assoleixen. Ja sé que en el cas de la Lola no podem pas parlar d'art, però el procés és segurament similar: la creació d'una nena de 10 anys.
Gràcies pels vostres comentaris. La Lola els va llegint, contenta i sorpresa, perquè a més a més, per sort, és humil i divertida.

civisliberum dijo...

Els Company debeu tenir uns gens molt literaris o un cromosoma de l'escriptura únic.
Se't nota l'orgull de tieta, molt bén escrit el poema.
Felicitats.

FLAVIA COMPANY dijo...

Civisliberum:
Gràcies! Hahahaha, tant se'm nota?

civisliberum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
civisliberum dijo...

Nooooooooooooooo
Jajajajaaja

Kostas dijo...

La venda de vots sempre ha estat una pràctica molt comú al nostre estat i clar les noves tecnologies no poden quedar al marge. Segur que encara perduren mètodes rústics. Un amic meu de pares gallecs em deia que això és poc difícil de veure per allà.

FLAVIA COMPANY dijo...

kostas:
Tens molta raó. És cert. Sempre hi ha hagut vots en venda, d'una manera o altra!

Beatriz Russo dijo...

Ay, Flavia, qué belleza de poema, qué suerte tenemos de que lo hayas compartido. Es para comérsela. Ahora intento recordarme con 30 kilos y no me recuerdo tan visionaria (claro que a mí me daba por observar a las hormigas y mojar el chupete de mi hermana Gaviota en guindilla). Me tranquiliza mucho saber que hay niñas como Lola, es reconfortante y me da esperanza. Dale un achuchón de mi parte y dile que nos siga refrescando la memoria para que no se nos olviden las cosas importantes de la vida.
Y un abrazo para ti.

FLAVIA COMPANY dijo...

Beatriz:
¿Mojabas el chupete en guindilla?
Ibas ya fuerte, ¿eh? Jajajajaja. Me ha encantado tu comentario, por todo. Mil gracias y también para ti un abrazo.

Beatriz Russo dijo...

Era una de mis millones de travesuras, a parte de destripar todos las muñecas de trapo, desguazar los aparatos electrónicos de mi padre y pintarle el toldo con lentejas a la vecina de abajo (las tiraba por la ventana). Tenía un alma creativa, pero nadie lo entendía. Ahora me destripo a mí misma y agujereo las sombrillas de los que no saben cómo mirar al sol.
Otro abrazo

FLAVIA COMPANY dijo...

Beatriz Russo:
Se nota que ya desde entonces buscabas donde es difícil encontrar. Destripar y desguazar son los prolegómenos de la poesía, de la creación.

Anónimo dijo...

Nena estas en la higuera… o eres guay, no?¿
Que ñoña eres tú también con la ñiña…y te ha quedao muy conductista lo del PP, asin como de pasada.
Que no te acuerdas del 3% de tus colegas del cuatripartit… ¿¿?
Ellos te compran… o tú te vendes ¿? Y sin poemas ñoños de amistad.