lunes, 18 de febrero de 2008

NATALIA GINZBURG


Os hablaba el otro día de Natalia Ginzburg, y colgué un par de textos que escribí sobre la autora italiana por si eran de vuestro interés. Voy a insistir en la conveniencia de leer, entre otros, "Las pequeñas virtudes", un breve libro de breves ensayos que no decepciona jamás. Probablemente porque responde a aquello que escribía Pessoa en la educación del estoico -y cito según la traducción de R. Vilagrassa publicada por Acantilado-: "Lo que a cada cual compete, como hombre, es no hablar de su tragedia; y lo que a cada cual compete, como artista, es o ser hombre y callar sobre ella escribiendo o cantando sobre otras cosas, o extraer de ella, con firmeza y grandeza, una lección universal".
Las obras de la Ginzburg responden a ambas máximas.
Lo que son las cosas, ha contactado de nuevo conmigo estos días la editorial Lumen para que traduzca ahora, y también prologue, "Mai devi domandarmi", un volumen de ensayos publicados allá por los años setenta del siglo XX. He aceptado, muy a pesar de saber cuánta ansiedad me producen las traducciones, cuántos sueños me asaltan con palabras que solucionan dudas de la vigilia, cuántas horas pienso en la mejor manera de decir lo que creo haber comprendido después de una y otra atenta lectura.
La traducción es la más entregada de las lecturas. La que llega a más recovecos, como una buena aspiradora, si se me permite la comparación doméstica.

24 comentarios:

carmen moreno dijo...

Cuánto desasosiego, Dama. Yo, en breve, creo que empezaré a trabajar de correctora y, pensaba de verdad de la buena, que esa debía ser la lectura más entregada. Pero, leyéndola a usted, me doy cuenta de que no, de que, en todo caso, es la lectura menos disfrutada.

FLAVIA COMPANY dijo...

Carmen Moreno:
La de correctora es una lectura muy esforzada, en efecto, pero tal vez no necesita tanto profundizar en lo dicho como lo hace la traducción. Sea como fuere, son lecturas más atentas que las otras, las que pasean con mayor o menor intensidad según ánimos, tiempo y demás detalles.
Que tenga suerte con su vida de correctora. Qué palabreja ¿eh?

carmen moreno dijo...

Sí, una palabreja. Así dicho suena a: voy a correjir a Borges, exemplum dixit, o a Cortázar. Cuando, en realidad, una quisiera respirar si acaso como ellos.

dintel dijo...

La traducción es difícilisima si está bien hecha, doy fe. Las personas traductoras con un mínimo de rigor, lo tienen que pasar mal. Curiosamente, doy fe.

FLAVIA COMPANY dijo...

Dintel:
Das fe, curiosamente, pues debes de haber leído buenas y malas traducciones.

Helena dijo...

Se que no tiene nada que ver,pero es que al hablar de traducciones he pensado en los que traducen los titulos de las peliculas,y todo viene por There Will Be Blood,que perfectamente se hubiera podido traducir Correra la Sangre y sin embargo alguien tuvo la genial idea de ponerle Pozos de Ambicion que parece más el nombre de un culbron que de una pelicula,aunque el record se lo llevó quien tradujo Ice Princess tan facil que era lo de Princesa de Hielo,por Soñando Soñando Triunfe Patinando

Helena dijo...

Se que no tiene nada que ver,pero es que al hablar de traducciones he pensado en los que traducen los titulos de las peliculas,y todo viene por There Will Be Blood,que perfectamente se hubiera podido traducir Correra la Sangre y sin embargo alguien tuvo la genial idea de ponerle Pozos de Ambicion que parece más el nombre de un culbron que de una pelicula,aunque el record se lo llevó quien tradujo Ice Princess tan facil que era lo de Princesa de Hielo,por Soñando Soñando Triunfe Patinando

maiprou dijo...

El que deia, m'acabaràs tornant a fer llegir... (ni modo).

Personalment, pel que fa a l'estat de guerra del traductor m'agrada la visió (i passió) del Joaquim Jordà:

http://listserv.rediris.es/cgi-bin/wa?A2=ind0607&L=infoeditexto&D=1&T=0&P=9767

http://www.acett.org/ficha_vasos.asp?numero=26&punto=6

NáN dijo...

Ya he podido leer los dos textos que escribiste de esta mujer, de la que no había leído nada, y has puesto a nuestra disposición. Pero confío plenamente en tu criterio, por lo que sin duda me apasionará lo que lea de ella, como apasionante me ha resultado, y dolorosa, su vida. Muchos de los artistas más grandes llevan marcado a fuego el dolor y una fuerza descomunal para no quedarse rodeados por él.

La traducción, cuando se hace en las condiciones en las que debe darse, tiene mucho de relación amorosa, de entrega al otro mientras dura el proceso. Esos hermosos momentos de la vida en los que servir no te convierte en siervo, sino en compañero. ¡Qué suerte, vas a tener aventura de esas! Esperaré el resultado (y algo me buscaré mientras tanto).

Joana dijo...

Nan;

"cuando servir no te convierte en siervo, sino en compañero". Maravillosa frase.

Què t'anava a dir dijo...

Si bé no el 50%, crec que la traducció s'emporta entre el 20 i 30% del valor d'un llibre. Tens molta responsabilitat!!!

FLAVIA COMPANY dijo...

Helena:
Sí, sí, lo de los títulos de las pelis es algo escandaloso. Escribí un artículo en El periódico sobre el tema, hace tiempo. Espero que mi traducción se parezca un poco más al original, jajajaja.

Nán:
Natalia Ginzburg es muy potente. Querido Miguel, Nuestros ayeres y Las pequeñas virtudes son mis preferidos.
En efecto, un buen traductor es un compañero. Mi traductora al portugués de La mitad sombría ha sido proverbial en mi vida. Por cierto que su traducción está seleccionada como una de las obras que optan al premio a la mejor traducción de obra extranjera en Brasil.

Joana:
Apoyo tu opinión sobre la frase de Nán, como ves.

Què t'anava a dir:
En general, per a mi traduir ha estat una experiència positiva, i tens raó, és tota una responsabilitat. Intentaré fer-ho el millor possible!!

Botavara dijo...

Creo que en la traducción hay algo poco habitual que es la búsqueda de consenso. Hace falta negociar con los dos idiomas y con los textos para que no se pierda nada importante por el camino.

Botavara dijo...

Ah! felicidades por esa nominación al premio de traducción de "a metade sombria"...por la parte que te toca ;-)

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
Cierto: consenso, totalmente de acuerdo. (Qué palabra tan politizada, ¿no?)
Y gracias, pero el mérito es todo de la brasileña.

Botavara dijo...

Bueno, pues como no tengo el placer de conocer a la brasileña, lé envío la felicitación "Flavia-mediante" jejeje.
Sí, es una palabra politizada, pero también nosotr@s somos politizad@s (aunque a algun@s les de por decir que eso de la política no les interesa). Negociar tampoco se salva...hay pocas opciones y ninguna inocente.

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
Totalmente de acuerdo otra vez. Somos políticas, e indigna que personas relativamente preparadas aseguren que son, por ejemplo, apolíticas. Increíbe.

Botavara dijo...

Sí, increíble. No sé cómo puede un@ ir por la vida pensando que sus acciones y sus pensamientos son apolíticos o que no están posicionad@s de ninguna manera. Neutr@s como el ph. jeje.

castafiore dijo...

Cierto, y luego no votan porque no estan de acuerdo con el sistema. Pero no se van a vivir a una isla desierta, no, se quedan aquí, con su hipoteca, y sus quejas que no sirven para nada.
Por cierto, me encanta la Ginsburg. Creo que tengo el record de compra de su "Las pequeñas virtudes". Desde que lo leí lo he ido regalando a cada una de mis amigas. És de esos libros que dan una paz interior de la hóstia. Te hace sentir que no estás solo en el mundo.
Sinceramente, és de agradecer que encarguen traducciones a gente como tú, Flavia, porque corre cada cosa...

FLAVIA COMPANY dijo...

Castafiore:
No se van a una isla desierta, no. Se quedan aquí, comprando votos y defendiendo modelos obsoletos.
Las pequeñas virtudes: un antes y un después, sí.
La traducción: Las editoriales hoy en día explotan de tal manera a los traductores que no es de extrañar que, en muchos casos, quienes acaban traduciendo no lo sean (traductores).

Nuria dijo...

Hola Flavia, el viernes me hice con Querido Miguel y ayer lo comencé y ayer también lo terminé, vamos que lo devoré. Sólo decrite que me encanta la Guinzburg

FLAVIA COMPANY dijo...

Nuria:
Me alegra saberlo. Es es una muestra excepcional de literatura epistolar. No me extraña que la devorases. Buen gusto, jajajaja.

emilia dijo...

A propósito de traducciones y Pessoa (por eso llegué a esta página), me gustaria saber si hay posibilidad de encontrar el Libro del Desasosiego de Pessoa en traducción de Ángel Crespo (creo que estaba en Seix Barral), ya que sólo lo he encontrado en El Acantilado traducido por Perfecto E. Cuadrado y, por razones que no hacen al caso pero relacionadas con mi tesis, necesitaría un ejemplar con la vieja traducción de Ángel Crespo. Si alguien puede ayudarme, se lo agradecería infinito.

Emilia Alarcón

Flavia Company dijo...

Emilia, en Seix Barral hay una reedición de 2008, del libro que buscas. Suerte con tu tesis.