lunes, 1 de julio de 2013

DETALLES MEXICANOS


Mañana de domingo en el Zócalo. Calor. Mucho que ver y mucho que comentar. Inma lleva la cámara y yo le pido fotos para el blog. Sácame aquello, luego esto y lo de más allá. De pronto me dice: Fíjate en ese cartel. Y me fijo. Es el que veis en la foto. Cuadros religiosos a 20 pesos. ¿Pero qué es lo alucinante? Que asegura que son 100% lavables. Porque claro, como bien sabemos todos, en el caso de los cuadros con figuras religiosas, es importante, más aun imprescindible, que sean lavables. ¿Por qué? Espero ansiosa vuestras respuestas. :-)


Un poco más allá, el zapatero con sus zapatos. ¿Pero cómo se exponen los zapatos? Pues con su pie dentro. Recuerdan más bien a ese rollo piernas, manos y demás extremidades de plástico que se llevan a las ermitas o lugares religiosos para pedir o suplicar o prometer, ¿no?


Y hablando de promesas o votos, hay que ver la de candados que pueden encontrarse ante la figura de San Ramón Nonato en la Catedral. Para guardar secretos, para huir de chismes, para no soltar la lengua o evitar que nos critiquen. ¿A quién se le ocurre hacer promesas con candados? ¿O son las promesas candados y nada más adecuado para representarlas? ¿Quién tiene la llave del candado de vuestras promesas? Dónde están las llaves matarile rile rile.



Y ya alejándonos unos metros del Zócalo para ir a comer al más que recomendable Café Tacuba, estos insólitos servicios cuya entrada más se asemeja a la de un metro. Como veis, queda claro clarito que los niños también pagan. Cinco pesos. Todos igual. 
Parecería innecesario el cartelito en que pone Entrada, ¿no?



No hay comentarios: