miércoles, 22 de julio de 2009

BREMEN EN MADRID Y MADONNA EN BARCELONA


¿Y qué tienen que ver el grupo Bremen de Madrid y la actuación, ayer 21 de julio, de Madonna en Barcelona?, diréis vosotros. Y yo contestaré: Nada de nada, y eso es lo interesante de Bremen.
Bremen es un taller literario que empieza a reunirse en Madrid en 2007. Lo forma gente diversa, proveniente de campos distintos e incluso dispares. Nos llega ahora este libro, Camarote 503, en que se reúnen relatos de los integrantes de ese grupo que se congrega en un sótano de Malasaña -y seguro que fuman y aquello se llena de humo; como si lo viera.
Acabo de recibir el libro: lo voy a leer con todas las ganas. Escriben en él amigos a lo que conozco y quiero y amigos a los que no conozco -de un modo un otro, estoy cerca de quienes aman la literatura, y esa cercanía puede, en cierto sentido, llamarse amistad, aun entre desconocidos. Siempre he pensado que la gente que lee constituye una especie humana característica, con una serie de rasgos comunes curiosos. Otro día hablamos de ello, si os parece. Porque... ¿estáis de acuerdo, no?
Entonces viene el tema de Madonna. Venimos de Bremen, lo auténtico, a Madonna, el artificio. No os voy a contar qué hacía yo ayer en el concierto de Madonna, pero sea como fuere estaba allí. Aunque no me guste y aunque en algún momento pensara que por culpa del volumen a que estaban los bajos iba yo a escupir mi corazón, zas, como el hueso de un mango.
Madonna canta mal. Pero mal de verdad, es decir, que desafina, da gritos involuntarios. El espectáculo lo constituye lo que lleva a su alrededor, producto del dinero invertido en el negocio. No descubro nada a nadie, lo sé. Pero mira lo tranquila que me quedo.
Del concierto me causaron gracia dos cosas (en algo tenía que fijarme, para aguantar hasta el final): Que la gente que estaba apiñada en pista sostenía en alto algo que recordaba a cuando, en el pasado, la gente encendía su mechero y se quemaba el dedo a poco de sostenerlo encendido. No eran mecheros, eran móviles, pero el efecto, el mismo. Qué gracia que esa imagen se repita, ¿no?
Y la otra cosa que me llamó la atención es que, antes de empezar, en la pista, hubo una mujer con los santos valores de colocarse allí en medio con una silla que se había traído de su casa. Me encantó. Me dio risa. Insuperable, allí ella en el salón de su casa, como si dijéramos, dispuesta a ver lo que echaran en el escenario.
Conclusión: Os recomiendo el libro de los Bremen.
Vale.

34 comentarios:

Pablo Llanos dijo...

Yo tambiñen tengo el libro gracias a Miriam "Kika" Diaz y ya lo estoy leyendo, espero que los bremerianos tengan mucha suerte.

Flavia Company dijo...

Pablo:
Qué bueno que tengas ya el libro. Sí, seguro que tienen suerte. Ojalá.

carmen moreno dijo...

Pues yo creo que Madonna no canta mal. ¿Madonna cantaba? NO, venga, en serio...

Flavia Company dijo...

Carmen:
En directo ES TREMENDA; los discos, según qué tipo de música le guste, ya son otra cosa: stán peinaditos. Yo es que tengo debilidad por la música de cantautores, la clásica, la folclórica... o sea, por cualquiera excepto la de discoteca, por decirlo de algún modo.

carmen dijo...

Pues yo prefiero el libro que ir a un concierto de Madonna,¡y mira que me gusta la música!.
Por cierto aunque no venga ya a cuento ,el otro día en el post en el que nos anuciabas la estupenda noticia de que se iba a llevar al cine tu novela Luz de Hielo,nombrabas la papeleria Pepa Paper.Recuerdo que en el año 87 yendo a un concurso a TVE ,que tenía el nombre de"Juego de Niños",coincidí con la escritora Montserrat Roig.Una persona simpática que me cayó muy bien.Comiendo cerca del Tibidabo con ella y los otros concursantes e invitados,comentó que la dueña era novia de su hijo.Al día siguiente me pasé por ahí(creo recordar que estaba en la calle París)a comprar unas cuantas cosas para mis hijas.
También me compré el libro de M.Roig,La aguja Dorada.
Hoy al ir a buscar lectura por mi biblioteca,he dado con el libro ,y he recordado esto que te cuento. Me lo he vuelto a empezar.
Recuerdo que me gustó mucho en su día.Cuando me enteré de su muerte ,lo sentí.Mas que nada porque compartí con ella unas horas y la verdad,me cayó muy bien.
Solo quería decir eso,Flavia.
Saludicos.

Flavia Company dijo...

Carmen:
Sin duda, sin duda, dónde va a parar. Me parece que todos los que pasamos por aquí preferimos un libro a un concierto de Madonna.
Qué entrañable la anécdota que cuentas referente a Montserrat Roig. Gran escritora y gran persona, sí señora. Todo el mundo la recuerda con mucho cariño.

s(alvaje) dijo...

pues yo tb estuve comentando lo de los móviles...era bonito...parecía el cielo bajo nuestros pies! y gracia me hizo tb q nos viéramos entre tanta gente!!!! jajajjaja
a mí me pareció demasiado comercial, puro negocio, no hubo pasión, ni un sólo bis...en fin. pero aún así, me lo pasé muy bien. al acabo de un rato de estar sentada y ver a madonna como una pulga, nos bajamos al gallinero y, ala, unas cervecitas, a bailar y a encontrarnos con más gente...
besos mil!

Flavia Company dijo...

s(alvaje):
Lo de los móviles, lo mejor, ya te digo. Bueno, sí, y vernos entre tanta gente. Increíble, ¿no? Eso fue gracias a quedar junto a la batería con dos baquetas, es decir, con un par.
Y bueno, en efecto, concierto frío a morir. Negocio y punto. Con la gente, a gusto. Había muy buen rollo, ¿no?
A la vuelta, a nosotras nos pasó algo muy divertido. Como era la marabunta y las calles de las inmediaciones eran impracticables, y llegar hasta Gran Vía un Gran Vía Crucis... hicimos auto stop. Nos llevaron dos chicas. Tuvimos que sentarnos en la parte de atrás: muy gracioso, porque nos tocó meternos en sillitas de niños, jajajaja. Oye, pero qué amables: Lidia y Susan, (Susan llevaba el coche, es guía turística; preguntó por quién era el arquitecto de La Monumental de Barcelona: si alguien sabe de ella que le diga, por favor, que fue Ignasi Mas i Martorell); mil gracias a ellas. Si alguien las conoce, mil gracias les den, sí. Fueron la salvación.

s(alvaje) dijo...

jajajjaja...y cabíais?!! nosotras, por suerte, bajamos en moto.
sí q había buen rollo, por eso creo q lo pasé bien, porque entre la gente había buen ambiente, simpatía, ganas de pasar un buen rato.
y lo de las baquetas fue una muy buena idea -mía, por cierto-...ajajaj

Mercè dijo...

La música disco tampoco es lo mio y no fui al concierto de Madonna porqué no puedo con ella ni con sus canciones ni con sus montages Mejor un llibre. Por cierto estoy con tu "Con la soga al cuello" y lo saboreo lentamente. Quiero que me dure. Sabes que hago? Leo un cuento, reflexiono sobre el y lo vuelvo a lees. Así cada vez encuentro algo nuevo. Así que yo estuve con la soga al cuello y un vichy fresquito en el jardín de casa. Lo prefiero a la marabunta que debia haber. Y con el calor que hace...Uf, que pereza!!!

Andrea Franco dijo...

Hola Flavia,
para variar te dejé este mismo comentario en otra parte, siempre distraída.
Me gustó lo nuevo que publicó Página 12 "Me entendés", sinceramente acá es muy común, es más, una muletilla que generalmente se aplica y uso. Ya estamos acostumbrados al "coger un taxi" español, lo que no evita que nos provoque una sonrisa cómplice al escucharlo.
En relación a Madonna, perdonale la vida, nunca fue una gran cantante, es una "Showgirl", con un escenario montado sobre varios de miles de dólares, algunas canciones pegan en el colectivo y nunca se la reconoció "per se" de una gran voz pero sí por el contrario por su personalidad y su forma de exteriorizarla.
En fin, quedamos al aguardo de otro gran texto tuyo en éste diario, siempre es un placer
abrazos Andrea.-

s(alvaje) dijo...

'perdonale la vida'...jajja..q bueno...

Flavia Company dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flavia Company dijo...

Mercè:
Tú sí que sabes! Jajajaja, ;)

Andrea:
Ok... vamos a perdonarle la vida, entonces... jajajaja.
Qué bueno que te gustó la colaboración en Página 12... Seguimos!

S(alvaje):
Habrá que perdonarle la vida... en fin... ¿Tú qué dices?

NáN dijo...

¡Ey! Muchas gracias! (Madonna y Bremen... ¡Fiu!

Flavia Company dijo...

Nán:
Gracias a ti. Un abrazo.

Laia dijo...

También yo vi a Madonna. Poco que comentar sobre eso. Supongo que me arastró la corriente, y la vi. Concierto frío como pocos. Guiño lésbico que se recibió, por mi parte, como una señal manida, a la que ya nos tiene demasiado acostumbradas. Gente poco animada. Malas versiones de sus propias canciones. Precio abusivo. Etcétera. Conclusión: Hubiera preferido verla en otra época.

¿Quién edita el libro que comentas?

Flavia Company dijo...

Laia:
En otra época... sí, quizás. Yo vi el anterior concierto en Barcelona, arrastrada por la corriente como dices tú, y fue mejor pero tampoco... lo mismo, vaya.
La edición del libro que comento es de Mandala&LápizCero.
Saludos.

s(alvaje) dijo...

yo digo que sí, q se la salvamos, pero sobretodo por el ruego de andrea. me ha llegado.
estaba yo preguntándome si sería capaz de mantener su espectacular físico a los cincuenta y pico a cambio de las grandes sumas de dinero generadas en cada espectáculo. es decir, la gente dice cosas como q con toda la pasta q tiene se puede dedicar en cuerpo y alma al gimnasio, pero estaríais dispuest@s a hacerlo? claro q tb hace falta carisma y tal.
bueno, q sí, que le salvamos la vida, q la tipa lo bailó todo, dio más saltos que un canguro y se comió a la novia, q aunq esté manido, tiene su morbo.
GIVE IT TO ME!

Flavia Company dijo...

s(alvaje):
Queda clara tu postura. A saber cómo vamos a estar a los 50... Falta tanto, jajajaja! Pero bueno, si me pagaran un sueldo como el suyo por ir al gym... seguro que no faltaba ni un día, juajuajuua!
Ok, entonces la salvamos por dar saltos y darle un pico a una chica en el escenario (pero sin abrir la boca, que es como no besar...) Bueno, son dos razones, sí.

david dijo...

Doy fe de lo del humo del sótano ese, de marrás o de amarras, según se mire.

Y doy fe también de la disparidad. Y de la paridad. De las cosas de todos los números. Cosas del matemático de la plantilla, se siente.

¡Gracias por la mención, en cualquier caso!, aunque sea de la mano de la ex-mujer de Guy Ritchie.

Francis Black dijo...

Madonna no me gusta , yo nunca he ido a un concierto con mucha gente de estos multitudinarios y tampoco a festivales tipo Primavera Sound, mucha gente . Lo malo es que hay grupos que ya no hacen conciertos normales en salas de aforo normal tipo Apolo.

baldufa c'est moi dijo...

Pues voy a ser de las pocas que dice que si que le gusta Madonna..... Aunque maticemos : me gusta los montajes que hace. Y prefiero ver sus conciertos en video que en live. Tienes unos bailarines fantásticos, y aunque la música tenga mucho que desear, el espectáculo esta servido. Hace un par de meses vi el making of de los ensayos de sus bailarines y os aseguro que era increíble. Madonna se rodea de los mejores bailarines del momento. Algunos recordareis a Sofia Boutela ( la chica del anuncio Nike ) en uno de los videos de Madonna. En su ultimo espectaculo, Sofia ( gimnasta-bailarina franco-argelina ) hizo una coreografía impresionante. Por lo que he leido Madonna hace de mecenas con algunos de sus bailarines, Si es cierto, chapeau !

s(alvaje) dijo...

¿sin abrir la boca?
minuto 1:50 del siguiente enlace: http://www.youtube.com/watch?v=ti1QkFTHHDI

vengan a mí esos picos..jajajaj

Aroa dijo...

Ojalá disfrutes del librito del Bremen... y te lleves contigo alguna historia, así como yo llevo ya siempre a esas dos entrañables abuelas que aparecen en 'Con la soga al cuello' (las de las bolsas de la compra). Me encantó.

Un abrazo desde Madrid.
Aroa

Flavia Company dijo...

s(alvaje):
muestra irrefutable, bien!

Aroa:
Muchas gracias por pasarte por aquí, Aroa. Un placer. Seguimos!

paola vaggio dijo...

Flavia, fuiste al concierto! pues qué suerte tener ambas cosas, el libro y el concierto! Yo admito que tenía muchas ganas de ver a Madonna, pues sí! me encantan los bailarines que lleva y toda la historia que monta, tiene morbazo. Vino en el 91, que yo era una pequeñaja y no pude ir porque mi padre no encontró entradas, pero pensé que iría a alguno cuando fuera mayor. Ahora he tenido que escoger entre estar en Formentera o en el concierto, y claro, me quedo con la isla! Espero estar a tiempo para verla en concierto y que no se jubile sin volver otra vez a spain.

Saludos!

Flavia Company dijo...

Paola:
Pues sí, sí que estuve allí, pero no es mérito mío. No fue por iniciativa propia. Como tampoco lo fue que estuviera en el que dio, también en Barcelona, en el 2000 o así, que fue, sinceramente, mucho mejor (como espectáculo; ella entonces también cantaba mal; :))
Seguro que tarda en jubilarse: está estupenda, llena de energía y tiene pasta de sobras y locura suficiente como para seguir operándose tantas veces como sea necesario. O sea: en la próxima, estarás, fijo. (Yo también me habría quedado en Formentera, sin duda).

Ave dijo...

Inexplicablemente, yo me pasé media adolescencia con un póster de Madonna vestida de Mickey Mouse en la puerta de mi habitación; ahora que lo pienso, simplemente lo hacía para fastidiar porque a mis padres no les gustaba. Ahora a quien no le gusta es a mí. La señora canta (???) fatal, pero en estudio la tecnología hace milagros y convierte el rebuzno en cosa audible :-)

Creo que yo también me quedo con lo literario.

Flavia Company dijo...

Ave:
Qué bueno, esas cosas que se hacen para contrariar a los padres durante la adolescencia, jajajaja.
Bienvenida al club de lo literario, pues.

Botavara dijo...

Habría que discutir sobre lo auténtico y lo artificial...

Maine dijo...

¿Y quienes escriben, Flavia, no son también puro artificio, pura invención de sí mismos? Incluso más, si me apuras, que la Ciccone.

eleder dijo...

Hubo un tiempo (hace casi 20 años...) en el que una supuesta Madonna, muy joven, muy desnuda, estaba clavada con chinchetas en la pared de mi habitación, en el cartel de un concierto de Sonic Youth que reproducía la carátula de su álbum Sister. Nunca pude confirmar si en realidad era ella o una confusión creada entre la obsesión de los Youth por la Ciccone y la pasión de quien me contaba los chascarrillos del mundo del rockanroll por crear confusión. En cualquier caso, no podía dejar pasar la oportunidad de saludar de un golpe a dos de mis cronistas preferidas del planeta blog, Ave y Flavia.

Lorena dijo...

Que alegría escuchar eso de Madonna "La reina del pop", me asusta como la gente se traga lo que les venden, no me gusta nada Madonna y mucho menos su insustancial música. Suelo hacer algunas encuestas caseras con las cosas que no logro entender, el porque a la gente le gusta Madona es una de ellas. Pero tampoco mis encuestas logran apaciguar mis conflictos a la hora de entender ciertas cosas. Seguiré luchando contra la marea.