viernes, 7 de septiembre de 2007

BODEGÓN

Los objetos que puede una reunir sobre su escritorio son desde luego variopintos. Observarlos con atención puede deparar más de una sorpresa o suscitar preguntas tales como: ¿Por qué lo puse ahí? ¿De dónde salió?

No hay comentarios: