viernes, 7 de septiembre de 2007

BODEGÓN 2


Lo que os decía, una se pone a mirar lo que hay sobre el escritorio y no da crédito. ¿Qué habrá en ese carrete añejo? ¿Y qué significa esa vaca?

8 comentarios:

francis black dijo...

el mio , ahora mismo :

Un ordenador ( broma tonta ) un disco de kiko veneno . un reloj roto , un monton de pilas , gomas de pollo , clips , un dvd ( el crepusculo de los dioses), libretas , cd (Motets de Bach ), Un pote de Garfield , el QUE FEM , un termometro , monedas , bueno ya paro , que parezco Perec .

S (ese) dijo...

Eso gris con forma de culo que es?
(bueno a lo mejor no tiene forma de culo y yo la mirada sucia)
:/

nunuaria dijo...

¿Qué sorpresas guardan los cuadernos de la derecha y para cuándo?

Ripley dijo...

El mío está lleno de papeles, libros, bolis en tarros, cuadernos, mi agenda...pero lo que más me ha sorprendido han sido todas las cosas que tenía y que no recordaba tener que he descubierto al hacer la mudanza. unos cuantos años de recuerdos dispersos en la memoria.

FLAVIA COMPANY dijo...

Por orden:
Francis, veo que tú también tienes variedad, jajajaja!

S(ese) Es un tintero de plata de Torres. Y tu mirada limpia y clara.

Nunuaria: Menudas dotes de observación las tuyas. Me has dejado muda. Todo se andará.

Ripley: la memoria es selectiva, incluso con los objetos, ¿no?

LA CURA dijo...

Exactamente, una caja de cd´s , una taza de café, bolis y lapices, un calendario, un cd de los "Cure" y de "Mike Oldfield", una libreta y muchos pensamientos que fluyen en mi mente que intento organizar...

Coco Becerra dijo...

Si uno le saca el polvo a su propio escritorio es difícil olvidar qué es cada cosa y cómo llegó hasta su sitio. A esos trastos se los podrá comer el tedio, pero no el olvido. Quien no le saca el polvo a sus cosas, porque pasa, o delega la tarea en la parienta, el pariente, la mucama o quien sea, entonces sí, podrá olvidarse tranquilamente.
Que los recuerdos se vuelvan invisibles es cuestión de tedio, olvido, y polvo.

FLAVIA COMPANY dijo...

Becerra: Muy curioso el comentario. Habrá que planteárselo. De todas formas, depende de la cantidad de objetos que uno "acoja" en su escritorio, e incluso de lo grande que sea el escritorio, o de lo pequeña que sea la memoria... en fin.