domingo, 19 de agosto de 2007

PERIO RELATO DEL 18 DE AGOSTO

Aquí os lo dejo.

SÁBADO 18

Titular: “Un escritor, acusado de un crimen calcado al que relata en un libro”. 10 de agosto.

ÉXITO MORTAL

Lo decidí cuando se convirtió en un best seller. Maldita la hora. Fue un impulso y luego un deseo incontenible. ¿Qué pasa? ¿Acaso ustedes nunca han sentido la necesidad de comprobar cómo funciona la perfección? ¿Jamás han tenido la imperiosa tentación de abrir un reloj, un motor, un cuerpo humano? Escribí la historia de un crimen perfecto y quería comprobar que no lo era sólo sobre el papel.
Toda la vida había tenido ganas de matar, esa es la verdad, pero jamás me habría atrevido de no ser por el éxito brutal de mi novela, que demostraba hasta qué punto estaba bien tramada. Seguí mi plan hasta el final, paso a paso, sin olvidar detalle, sin cometer errores, capítulo por capítulo. Pero mi personaje, el asesino, no era un novelista de éxito que cometía el crimen que narraba en su libro. Era un hombre de negocios, gris y avaricioso. Y eso sí que se me escapó, no supe verlo a tiempo, me equivoqué de personaje, fue lo único que sustituí.

4 comentarios:

NáN dijo...

Sus amigos nos sonreímos cuando en un café uno leyó su declaración. Porque no se le escapó nada: realmente es gris y avaricioso, un hombre de negocios (de escaso éxito). Con su empuje y el tiempo libre que va a tener en la cárcel, no dudamos de que acabará siendo un novelista de éxito y de ese modo el libro será realista al 100%.

Nosotros no lo vamos a echar de menos, pero compraremos el libro y lo leeremos juntos.

FLAVIA COMPANY dijo...

Me han encantado tus apostillas, Nan. Qué puentes tiende la ficción tan apetitosos.

NáN dijo...

Me tranquiliza que te lo tomes como lo que fue: un homenaje a tu texto, tan atractivo que se me volvió transitivo. Estaba un poco intranquilo de que pensaras ¿y a este quién le dio permiso?

FLAVIA COMPANY dijo...

Texto transitivo: gracias por semejante halago, tan creativo además. El diálogo literario quizás debería ser siempre así y, de hecho, eso lo que es, todos escribimos a raíz de lo que (nos) escriben otros. Es el origen.