miércoles, 17 de mayo de 2017

VUELVO EN OCTUBRE .-)


Me voy yendo :-) Y despidiendo por un periodo que a veces me parece largo y a veces corto.
El día 2 de junio me marcho cuatro meses -mochila, soledad y camino-, a tierras sudamericanas. Chile, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador.
Ha sido un año intenso para mí, este último. He publicado nuestra HARU, me he reconciliado con mi padre y me he divorciado. Tres experiencias decisivas en mi vida. Positivas las tres. Siento gratitud y contento.
Ahora toca silencio. (Tiempo de silencio, que escribiera Martín-Santos). Voy a desconectarme de las redes (facebook, instagram, twitter, blog) desde el 31 de mayo hasta el 1 de octubre. Os echaré de menos. Y volveré para contároslo.
GRACIAS POR ESTAR AHÍ.

8 comentarios:

Isabel dijo...

Dices tanto en tan pocas palabras que he tenido que pararme y leerte de nuevo.
Noto que estás bien, al final de las situaciones y experiencias que atravesamos es lo que importa, señal de que lo hemos digerido.

Y ya me estoy imaginando cómo volverá tu mochila cargada de cosas buenas que dará gusto leer.

Por cierto, a mi amiga catalana le gustó mucho Haru.

Buen viaje, Flavia, que lo disfrutes. Un abrazo.

Flavia Company dijo...

Isabel:
Muchas gracias por tu precioso mensaje.
Volveré para contaros cuanto haya visto y aprendido.
Os echaré de menos.
Un gran abrazo.
Y a tu amiga, un saludo agradecido: ya forma parte también de la Comunidad Haru. :-)

Joan Valls dijo...

Buen viaje, interior y exterior.

Joan

Leonor Fernandez Mula dijo...

Buen viaje, feliz silencio

Leonor Fernandez Mula dijo...

Buen viaje, feliz silencio

Flavia Company dijo...

Joan Valls:
Muchísimas gracias .-)

Leonor:
Que así sea. Muchas gracias, amiga.

Julia Porta Fonseca dijo...

Hola Flavia,
no puedo más que comentarte cómo te descubrí.
Encontré a Haru en mi biblioteca de forma absolutamente casual. Nadie me había hablado de tí ni de tu obra. Escogí tu libro para mi hijo al que le fascina todo lo japonés y con la pretensión de que no abandonara el hábito de leer que tantos buenos momentos le proporciona.
Cuando por fin mi hijo leyó tu libro me lo recomendó. Y yo que estaba enfrascada en otra lectura que me absorbía por completo, no le hice caso.
Lo pasé a una compañera de trabajo, cómplice lectora, recomendando su lectura a mi vez, solicitando que después retornara el libro a la biblioteca.
Esta compañera, después de leerlo, amplió el plazo del préstamo y me devolvió el libro: "léetelo, te gustará más que a mí".
Estaba claro que no podía rechazarlo una tercera vez.
La lectura de Haru llegó en el momento oportuno: la separación de mi pareja seis años después de una historia tórrida y complicada, que en realidad sólo ha dejado vacío.
Gracias por escribirlo, por querer compartir toda la sabiduría que en él hay.
He apuntado 57 frases que me iluminan. (¿De dónde salieron? ¿Cómo llegaron a tí?)
Te seguiré.
Seguro que tu obra me revela muchos otros conocimientos del ser.
"A la paciencia, el equilibrio y la fe, se llega a través del error, la soledad y el desengaño."
Encantada de conocerte.
Un abrazo fuerte.
Júlia.

María Álvarez Sanmartín dijo...

Hola Flavia!
Me encanta que " Página Dos " te haya traído hasta mi en forma de poema.
Buen camino.
Un abrazo.
María