jueves, 3 de julio de 2014

RESPUESTA DE LA VIDA A LA LITERATURA

Foto de Flavia Company por Inma Ibáñez

Cubierta de POR MIS MUERTOS

¿Cómo alguien va a creer que de verdad es personaje de un relato y, más aún, va a escribir al autor o a la editorial para protestar, presentar su versión o reclamar su protagonismo?

Os voy a contar algo increíble.
Hace algunos años escribí y publiqué un libro de relatos titulado Género de Punto.
Teóricamente, era la segunda vez que se publicaba. De ahí que pudiera hacerse junto con las cartas que supuestos lectores habían enviado para comentar la primera edición. Lectores que se habían sentido aludidos, implicados, descubiertos por los relatos. Aquella primera edición nunca tuvo lugar y las cartas que acompañaban la segunda (en realidad primera y única) edición eran mías.
Las cartas ficticias eran protestas, confirmaciones y apostillas. Eran de gente que negaba la versión de los hechos que sostenían los relatos o que las ampliaban o que daban un punto de vista distinto.
Cuando pensé aquel libro creí que se trataba de una posibilidad imposible.

Imaginad entonces cuál habrá sido mi sorpresa al comprobar que mi libro de relatos POR MIS MUERTOS ha ido cosechando ya algunas respuestas verdaderas, venidas de la vida de verdad, entre las cuales dos particularmente intensas e interesantes: Una de alguien que se considera en deuda conmigo para siempre y otra de alguien que me comunica que no quiere volver a tener contacto conmigo nunca más.

Género de Punto se ha hecho realidad con Por mis muertos.
O sea: El tiempo es en efecto circular.
Es decir: Nada que no hayamos imaginado es posible. Nada hay posible que no vayamos antes a imaginar.

6 comentarios:

Francis Black dijo...

¿Se conocen?, has de hacer que se vayan a comer y escriban un relato a cuatro manos y lo publicas en el blog.

Flavia Company dijo...

Francis:
Yo diría que no se conocen. Podemos imaginar que sí y escribir nosotros el cuento. ¿Empiezas tú? Y a ver si se apunta alguien más. Podemos ir escribiendo cinco lineas cada uno. :-)

Francis Black dijo...

Se llaman, H dice de ir a escribir a la cafetería de Laie pero a T no le gusta, prefiere la de La Central, primer desencuentro. Ni pa ti ni pa mi, luego será el titulo del cuento, deciden ir al Salambó, fue allí donde se conocieron, por casualidad al coincidir en una mesa, el día de la presentación del libro. Quedan un miércoles, si no les sale nada irán al cine.

Flavia Company dijo...

Francis:
Me encanta. Propongo en mi face que sigan con el relato, a ver. https://www.facebook.com/itinerariosdeescritura.flaviacompany

eleygrey dijo...

Hola Flavia,
Te he nominado para el premio Versatile Award. Es un premio de wordpress para bloggers. Soy nueva en todo esto pero, al haber sido nominada, tengo que informarte de mis nominaciones. Puedes ver los detalles aquí: http://eleygrey.wordpress.com/
Por cierto, acabo de leer Que nadie te salve la vida y estoy deseando hacerme con Por mis muertos.
Gracias por tu literatura.
Un abrazo.

Flavia Company dijo...

Eligrey:
Muchas gracias. Qué ilusión.