martes, 9 de julio de 2013

DESDE MAZUNTE. OAXACA.


Vista desde la casa. Abierta por completo, sin ventanas, al aire cálido de los días y las noches.
Desde un poco más adentro.


El interior. Atención al techo.

Durante el día se oyen pájaros y el oleaje del mar. A primera hora de la noche, pájaros, el mar y música de salsa a lo lejos. A las tres de la mañana, el mar y los gallos. ¿Pero qué hacen los gallos despiertos y despertándonos a estas horas? Es una pregunta de mi mujer.
La ventana ante la mesa de trabajo
La vista desde la mesa de trabajo

El Pacífico, que de pacífico no tiene nada.


Rincón tranquilo

Playa Mermejita

Yo

Ella

La selva y el mar

¿Quieres un bikini de ganchillo?

Desde el restaurante al mediodía

Humor sí tienen los de Mazunte, ¿no?

 Mazunte

Un lugar remoto desde donde todo es distinto. Un lugar distinto desde donde todo es remoto.
Un espacio donde el tiempo transcurre de otras maneras, como si fuera deteniéndose en cada esqina, antes de dar la vuelta.
Un lugar hecho de lugar. 

5 comentarios:

Araceli Esteves dijo...

Qué suerte que haya lugares que sean tan pero tan lugares.
No digo que se os ve muy bien, por no redundar, porque hace bastantes vidas que se os ve así de bien.
Os mando un abrazo virtual nostálgico, con vocación de carnal.

Flavia Company dijo...

Araceli:
Gracias, guapetona, por ese fantástico abrazo que ya recogeremos en persona. :-)
Te mandamos un abrazo también, que ya te daremos en el momento de recoger el nuestro.
Hasta pronto!!!!

Francis Black dijo...

Muy bonito el sitio y chulas las fotos, ¿lleváis el mismo vestido ?

Flavia Company dijo...

Francis:
Juajuajua, muy buena tu pregunta. No es el mismo vestido el de ambas fotos. Pero sí, sí, compartimos vestidos, también. No tenemos dos iguales, sin embargo. :-) Un abrazo.

NáN dijo...

Brutal, Flavia. Os lo merecéis.

Besos