lunes, 26 de marzo de 2012

ESTAMBUL

Me quedo con la imagen de la cisterna de Yerebatan. Frío bajo el suelo, ensueño extraño. Otro mundo.

El sonido de Estambul me ha abducido. La mezcla de los cantos de los muecines con el traqueteo y las campanas de los tranvías sumado a las sirenas de los barcos y el grito de las gaviotas. 
Y haber bajado a la cisterna de Yerebatan.
Y haberme alojado en el Pera Palace.
Y haber disfrutado de baños turcos, saunas y baños de vapor. De masajes y jacuzzis.
Y haber comido en el Pandeli.
Y haberme descalzado mezquita tras mezquita.
Y haber visto las costas del Bósforo desde un barco.
Y haber visto cómo un pescador silbaba a una gaviota para que se le acercara y le tiraba un pedazo de pescado que la gaviota cazaba en el aire.
Y haberme paseado por el café de Pierre Loti y descendar tumbas abajo hasta la ciudad.
Haber visto la puesta de sol -acompañada de muecines, gaviotas y sirenas- desde lo alto de la torre de Gálata.
Haber comprado especias en el mercado de especias y toallas en el Gran Bazar.
Abducida, digo.
Me gustan de Turquía el ambiente, el trato, el clima, la luz, la comida, el agua, el tiempo.
Me preocupa de Turquía: la cantidad de mujeres, muchísimas de ellas jóvenes, con la cabeza tapada, a veces toda la cara excepto los ojos, con largas túnicas hasta los pies, enterradas en vida por telas oscuras. 

6 comentarios:

Araceli Esteves dijo...

Y mientras todo esto te ocurría a ti, a nosotros, lo único que ha interrumpido nuestra rutina, ha sido el cambio de hora.
Siempre me ha fascinado esta elasticidad del tiempo. Cuatro días para alguien que viaja, pueden extenderse como quince. Para el que no se mueve, tal vez pasen como un suspiro.

Flavia Company dijo...

Araceli:
Es verdad, los viajes se realizan en una dimensión distinta, siempre lo tuve claro, :-) Besos!!!!

Verba volant, scripta manent dijo...

Me alegro muchísimo de que todo te haya ido fenomenal!

Flavia Company dijo...

Verba volant:
Pues muchas gracias. No se te vio por la mochila, :-)

Verba volant, scripta manent dijo...

Es lo que tiene actuar con discreción:) Aunque no te percataras de mi presencia, allí estaba. jaja

Flavia Company dijo...

Verba volant:
En algún momento me lo pareció, pero pensé que estaba loca. :-)