viernes, 1 de abril de 2011

JUAN PABLO SILVESTRE. MUNDO BABEL


Ha vuelto a hacerlo. Juan Pablo Silvestre me ha invitado a Mundo Babel.


Y mientras duraba el programa ingresé yo, cual Alicia en el país de las maravillas, en un pozo sin fondo del que no habría querido salir jamás.
Qué hace ese hombre con las palabras, es un misterio.
Qué consigue con sus preguntas -que a buen seguro se ha hecho antes a sí mismo-, qué provoca con sus pausas, con esa risa suya de gato de Cheshire, cómo seduce y arrastra, cómo transforma y cuestiona, un acontecimiento para el alma.

Recuerdo aquellas mañanas de sábado, hace ya bastantes años en que, bajando al delta del Ebro, justo coincidía con su programa y pensaba: ese mundo me gustaría a mí habitarlo, a ese mundo me gustaría algún día llegar, y estaba siempre tentada de llamar por teléfono y decir aquello de: "Hola. Soy tal y cual y esto es Mundo Babel", pero la timidez o el pudor me vencían y lo dejaba siempre para más adelante.

El mundo debe de premiar a veces la paciencia tímida. Ya van dos veces en que, invitada por Juan Pablo, digo esas palabras para él, o con él, y siento que, como entonces, ingreso en un lugar que siempre me ha esperado pero al que jamás habría llegado sola. Me ha hecho falta su mano, la de Juan Pablo, que agradezco infinitamente.

Juan Pablo es un privilegio. El nuestro.
Gracias desde aquí.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo estaba en la huerta, entutorando las pocas matas de guisante que no se comieron los tordos, flipando con el primer solazo de primavera y con el delicioso mantra de Mundo Babel. Juan Pablo anunció tu presencia en el programa y todo fue mejor todavía. Y hablasteis de islas y pensé que aquel momento era también una isla para mí.

Miren

Flavia Company dijo...

Miren:
Sin duda tu isla de guisantes forma parte de Mundo Babel, :-)

Anónimo dijo...

Te comprendo Flavia, Juan Pablo es ese chaman al que espero cada semana y cada vez entro en ese baile hipnótico del que hablas pero tu fuiste una bella compañera de baile. Me compré tu novela y con ella estoy.

Flavia Company dijo...

Pues muchas gracias. La verdad es que Juan Pablo, como dices tú, es un chamán. Un auténtico lujo.

Anónimo dijo...

Bastante fascinado con Juan Pablo, yo también. Ciertamente una experiencia iniciatica.Muy buena tu descripción, vuelvo a escuchar el programa y me vuelve a suceder ¿qué me pasa doctor?.

Anónimo dijo...

Un gran momento,Mundo Babel, en el que "ingreso" bastante, tengo que reconocerlo, con Juan Pablo Silvestre.No me pareciste ni la tipica novelista ni otra pesada de la cultura.Tu blog mola.

Flavia Company dijo...

Anónimo:
Gracias por todos tus comentarios. ¿Eres el mismo anónimo del primer comentario, o sea Miren?

Anónimo dijo...

Hola Flavia, soy Dimas, de Canarias. Acabo de saber que estuviste en Mundo Babel. Buscaré el postcad, entre tú y Juan Pablo seguro que tendré un viaje precioso.
Te contaré.

jaime dijo...

Flavia, acabo de terminar tu novela.Algo que contar, bien escrita y bien pensada.Un paraiso entre tanto ruido como el Babel de Juan Pablo.Gracias a ambos.

Flavia Company dijo...

Jaime:
Muchas gracias. Me alegra que hayas encontrado en esa isla un lugar donde pensar en silencio. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Flavia, en breve empiezo con tu novela. Ayer entrevisté a Juan Pablo en mi programa de Mataró Ràdio. www.culturetes.tk
Un auténtico ser humano, de los que escasean.
Un abrazo desde Masnou.
Lluís