viernes, 13 de febrero de 2009

MI NUEVO LIBRO

Cada libro me parece que va a ser el último. Con cada libro creo que ya no voy a poder ni a querer más. O que no se me va a ocurrir una forma distinta de decir -de decirme- las cosas. Y por eso cada nuevo libro me sorprende y lo recibo como un regalo que me hace (que le arranco a) la vida, una vida que sigue dándome motivos para escribir.
En este libro salimos todos. Y aunque no pienso en los lectores cuando escribo, espero que quienes os asoméis a estas páginas encontréis algo propio.
"Con la soga al cuello" está formado por diecinueve relatos en que ocurren historias de personajes que se encuentran al límite, frente a una situación que jamás habrían elegido vivir, pero a la que deben enfrentarse de forma irremediable. A pesar de su dureza, es un libro esperanzado. Eso creo.
He tenido la suerte, en esta ocasión, de encontrar un gran editor. Un editor al que le gusta de verdad la literatura, que mima los libros que publica -¡y a sus autores!-. Unos editores -Juan y Encarni: gracias- cómplices que no han parado hasta dar con esa portada, LA portada. ¿No os parece todo un acierto, esa imagen situada en la delgada frontera entre la belleza y el horror? ¿De cuándo diríais que es esa foto? (No se vale que lo digan los que tengan ya el libro, jajajaja).
A veces me duele que me haya tocado ser escritora. A veces pienso que es injusto. Sin embargo, cuando tengo entre las manos un libro recién hecho -recién publicado- y la esperanza de encontrar al otro lado de sus páginas a quienes tienen que completarlo con su lectura, se apodera de mí un estado de nerviosismo cercano a la felicidad. Algo así como cuando un día, para que lo sepa, le dices a un buen amigo que lo quieres y espías con un poco de timidez su reacción.

13 comentarios:

Bárbara dijo...

Enhorabuena por ese nuevo alumbramiento, tiene una pinta estupenda. Espero degustarlo pronto. Duele escribir pero seguramente dolería más no hacerlo.

Botavara dijo...

Tengo que decir (a pesar de la falta de empatía) que a l@s lector@s no nos duele nada que seas escritora... Leerte es un regalo.
La portada es fantástica, sí. La foto, mmm, los años 20 ¿?

Francis Black dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NáN dijo...

A mí me parecen flappers, por la forma de pintarse los labios. Así que de acuerdo con Botavara.

Tendré que hacer como ciertas personajas de un libro tuyo, que alargaban el momento hasta que ya era inexcusable.

El 26. Llegaré virgen de sogas al cuello.

(esto es grande)

winsta dijo...

Tiene un aspecto espléndido.
Me sumo a lo que dice Botavara:
" Leerte es un regalo."

Francis Black dijo...

¿Ya esta en las librerías? La foto es muy buena, dudo de la época, la chica de la chaqueta a cuadros tiene aspecto de los años treinta, pero la otra no, parece más actual, podría ser una foto de los años setenta. Has publicado en bastantes editoriales, esta bien que estos cuiden todos los aspectos, la portada de un libro es importante, como la de los discos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Flavia,

¿Qué puedo añadir yo ya a todo lo que te he dicho sobre tu libro? Las fotografías de las dos mujeres de la portada tienen una mirada como de heroína de tragedia griega en trance de pensar algo definitivo. Como si estuvieran tramando algo. Me recuerdan a Antígona, Hécuba, Clitemnestra, Electra, y algunas más. Lo digo de verdad. Estoy seguro de que el libro será todo un éxito.
Felicidades una vez más.

PS.: El título me parece de tragedia griega también.
¿Estás segura de que el apartado "Cuentos" encaja bien?

Mercè dijo...

Et llegirem i buscarem una mica més de vida entre les lletres, entre les pàgines.

Miss Totem dijo...

Impaciente de viajar por los mundos de Company. Escribir para ser leida, sufrir para sacar algo adelante : es propio de la vida !
La foto...aunque parezca de epoca yo me atreviria a decir que es actual.

Nuria dijo...

Enhorabuena Flavia. Comparto tu alegría. Tu nacimiento, de nuevo

carmen moreno dijo...

Yo creo que la foto es de los 40.

Yo sé que es injusto que seas escritora para ti y mucho más lo es que nosotros nos alegremos tanto de esa injusticia para contigo. Tus palabras, tus historias (ya te lo dije una vez de una de tus novelas) nos escriben, así que a aguantar tu don y tu látigo, Dama. Así nosotros somos algo más felices al leerte. (Lo dicho, totalmente injusto)

Esther dijo...

Felicidades por este magnífico libro. Lo he devorado y no sabría escoger algún preferido, porque todos me han hecho soñar, pensar y emocionar.

Flavia Company dijo...

Gracias por vuestras felicitaciones y buenos augurios.
Por lo que se refiere a la foto: en efecto, habéis acertado los que os habéis retrotraído en el tiempo. Alemania, cabaret, década de los treinta.