lunes, 29 de septiembre de 2008

LOS ENCUENTROS DE VERINES

He estado estos días pasados en los Encuentros de Verines. En Asturias.
Se trata de un encierro. Hace 24 años que se celebra. A mí me han invitado, con ésta, a tres ediciones. El asunto está subvencionado por el Ministerio de Cultura y la Universidad de Salamanca, y dirigido por el crítico, escritor y profesor Luis García Jambrina, quien por cierto a punto está de publicar una novela en Alfaguara de la que ya os hablaré.

Explico lo del encierro: Los invitados son personas pertenecientes al medio literario, ya sean creadores o críticos. Se los lleva a un lugar apartado en donde se les da de comer y de dormir. Un lugar apartado que es un privilegio y que os recomiendo encarecidamente: El Mirador de la Franca (http://www.hotelmirador.com/hlafranca/), situado en una cala maravillosa. Durante un par de días, se tiene a los profesionales debatiendo, a puerta cerrada, asuntos de interés, ya sea el estado del cuento en España, el trasvase entre la literatura latinoamericana y la española o, como este año, la relación entre cine y literatura.

Justamente porque se trataba de cine y literatura no sólo se ha invitado a literatos, sino también a cineastas. Y como no podía ser de otro modo, la cosa ha sido distinta pero igualmente interesante y entretenida. Entre los escritores, estaban, entre otros, las poetas Ana Martín Puigpelat y Beatriz Russo, los narradores Manuel Vilas, Alfredo Conde, Fernando Marías, Jon Kortazar, Suso de Toro y Juan Francisco Ferré. Entre los cineastas, Cuerda, Gutiérrez Aragón, David Trueba, Aitzol Aramaio, Jaime Chávarri, Toni Verdaguer, Carlos Benpar, Antón Reixa, José Luis García Sánchez o Ángeles González Sinde.

Estaban luego los narradores que hacían piña con los cineastas, que eran Manuel Vicent y Susana Fortes.

La de este año ha sido una experiencia muy interesante. Me ha gustado oír hablar de los problemas a los que se enfrentan productores y directores cuando se deciden a la adaptación de una novela, por ejemplo. O el reto de convertir un novelón en una película de hora y media -y tiene que ser de hora y media principalmente por tres razones: 1) El presupuesto; 2) Permite que las salas den las cuatro sesiones de marras; 3) La película acaba dentro del horario laboral de los acomodadores y taquilleros, con lo cual no hay que desembolsar horas extra. Así de prosaico. Me ha gustado oír hablar de novelas cinematográficas y de películas literarias.
He conocido a gente muy divertida y a gente entrañable. Y le he visto las entrañas a gente famosa. En fin, muy edificante.

No quiero acabar esta entrada sin contar una anécdota sobre Manuel Vicent que interesará sin duda a sus lectores o a los que tenían intención de convertirse en uno de ellos.
Transcribo un diálogo de manera textual:

Susana Fortes: ¿Y cómo se llama tu barco?

Manuel Vicent: Bueno, verás, no lleva un nombre que le haya puesto yo. Se lo compré a un carnicero, y en fin, se llama Anaconda.

Flavia: Pues qué mala suerte, jajajaja. Yo tuve mejor fortuna. Al mío le habían puesto Proteo.

Manuel Vicent: Eso es demasiado.

Flavia: Hombre, según cómo se mire. A fin de cuentas era un dios, pero no era más que un pastor de focas.

Manuel Vicent (dirigiéndose a García Sánchez, Fortes, Chávarri y otros): Siempre pasa lo mismo. Los ricos les ponen a sus espléndidas fincas nombre como "Nidito"o "Rincón", y los pobres, a sus mierdas, les ponen nombres como Argos, Tetis o Proteo.

No deja una nunca de aprender cosas. Vivir para ver. Y para oír, claro.

18 comentarios:

NáN dijo...

Joder qué suerte.

Yo no paso por Asturias sin ir al Mirador de la Franca. Siempre pensé que alguna vez me ocultaría ahí 2 o 3 semanas.

Como estoy babeando, me va a ser difícil seguir escribiendo hasta que seque el teclado.

Un fuerte abrazo.

FLAVIA COMPANY dijo...

Nán:
Jajajajaja, es un lugar bonito, sí señor. Espectacular.

Botavara dijo...

Eso sí es un encierro y no los de San Fermín, jejeje.
¿Anaconda? me he perdido...¿El carnicero era rico o pobre?

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
También yo me perdí, en parte. Pero la frase "los pobres, a sus mierdas" me parece de un ilustrativo que no deja lugar a dudas sobre las cuestiones ideológicas de su emisor.

Botavara dijo...

El comentario habla por sí solo...qué retrato más triste! Pero según su teoría...¿él tiene una "mierda" o Anaconda es "demasiado"?

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
Jajajajajaja! Él tiene un gran barco, pero mal bautizado por un tipo que, si no pobre, era pazguato.

Joana dijo...

El sábado estuve en un lugar que en tiempos fue una cala preciosa y ahora sufre una alta concentración de niditos o rincones. Hoy he entendido por qué a los pobres nos toca arrinconar las mierdas, y a otros enmerdar los rincones. Gracias, Manolo.

FLAVIA COMPANY dijo...

Joana:
Muy bueno tu comentario. Buenísimo.

Francis Black dijo...

Hola , es un buen tema el del encierro , pero adaptar es dificil ahora se esta rodando EL VIAJE VERTICAL , de Vila-matas , ya veromos.

Fuia a la exposición el Sabado tarde , esta muy bien , los cuadros me recordaron a Mari Sampere a la que hay que reivindicar mas.

Tienes un Barco ? mola . Por lo que cuentas a Vicent le gusta ser el centro , es el tipico que se infla cuando tiene audiencia y va de ingenioso riendo sus propias gracias . Hay unos cuantos .

FLAVIA COMPANY dijo...

Francis:
Mari Sampere, sí, qué bien entrevista, jajajajaja.
Me alegro que te gustara la expo. La Sabala tiene un humor extraordinario.

winsta dijo...

Flavia, ha debido ser fantástico lo que has vivido en Verines.

Respecto a lo que explicas sobre los barcos ¡Qué comentario tan desafortunado! Creía que Vicent estaba hecho de "otra pasta".

Supongo que a partir de ahora, cuando lea algo de Vicent (que me caía bien), recordaré la anécdota del Proteo y me cuestionaré algunas de sus afirmaciones.

francis, me alegra tu vuelta.
Ya puedo volver a leer tu blog.
:-)

Mina dijo...

Como asturiana, no puedo leer esta entrada sin babear melancólicamente (un poco) recordando la Franca. Desde luego, parece interesante el "encierro", y aún más por darse en ese lugar tan paradisíaco que seguramente fomentará buenas ideas y buenas conversaciones (incluidas las de las onomásticas navales). Ay...

Mina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mercè dijo...

Quina importànica té el nom si el que t'agrada i et fa feliç és l'element en si (vaixell, pel.licula, persona,etc...)??

Anónimo dijo...

MISS TOTEM:
Sabeu el que trobo a faltar d'aquest "Encierro" ? l'espectador !
Perquè finalment és ell qui anirà a veure la pel•lícula que s'ha fet d'aquella novel•la que tant li va agradar i que en alguns casos sortirà decebut . Com dius Flavia hi ha el punyetero requeriment de la "hora y media" !
O bé aquell amant del cinema , que encantat per aquella pel•lícula basada en un llibre, voldrà regalar-se en una lectura on les imatges li vindran soles ja que ja les haurà vistes a la gran pantalla.
Perquè no fer participar a aquestes xerrades tant multitudinàries els simples aficionats a la literatura i cinema ? Potser tindríem alguna cosa interessant a dir ? o fins hi tot només per escoltar " lo que se cueze ", el que acabarem veient !
Altrament, els sols protagonistes d'aquestes assemblees son dues de les parts implicades i per tant no sempre objectives.
Finalment és tractava d'un veritable "encierro" , i el encerrado era l'espectador final
:-)
A veure que ens prepareu per la propera temporada!

FLAVIA COMPANY dijo...

Miss Totem:
Són diferents, és veritat, aquests Ecuentros de Verines, precisament perquè són el que se'n diu "a porta tancada". N'hi ha molts de portes obertes; no està pas malament que n'hi hagi algun com aquest. Després, totes les ponències les penja el Ministeri de Cultura a internet... per compartir-les!

FLAVIA COMPANY dijo...

Winsta:
los escritores no están siempre a la altura de sus obras. Dicen.
También yo me alegro del regreso de Francis y de su blog.

Mina:
Seguro que el Encuentro sería muy distinto -y peor- si se hiciera en otro lugar. Aquello es un paraíso terrenal.

Mercè:
Això dels noms... és tot un món. La cosa és, per què li posem nom als barcos i no als cotxes, no?

dintel dijo...

Sútil, sí.