miércoles, 13 de febrero de 2008

SUGUS



Esta que veis en la foto es Sugus. La gatita de dos meses que hemos adoptado en casa. Llegó el pasado sábado y ya es la reina del sofá.
Es curioso convivir con un bicho, ver cómo se adapta, qué pactos busca, con qué se entretiene.

Ahora mismo, por ejemplo, se pasea por mi escritorio, repleto de cosas, y las olisquea todas. Lo que más admiro es que no las pisa, ni las mueve. Empieza a reconocerlas.

No puedo dejarla aquí sola, porque el otro día lo hice y me cambió la configuración de google. Luego me las vi y me las deseé para arreglar el entuerto.

Es rara esta costumbre humana de acompañarse de animales la vida, ¿no?

Hace poco traduje un libro de Natalia Ginzburg que no tardará en aparecer publicado por la editorial Lumen. Contiene tres relatos largos, uno de los cuales, "Burguesía", lo protagoniza una señora a la que le regalan un gato por primera vez en su vida. En cierto momento el gatito enferma y la señora debe llevarlo al veterinario. Ginzburg escribe lo siguiente:

"En la sala de espera del veterinario había mucha gente, con gatos y perros. Pasaron unas cuantas horas. A una señora sentada a su lado con un enorme perro negro atado con la correa, le dijo: “Esta es la primera vez que vengo”. La señora dijo: “Se nota que no había tenido animales hasta ahora”. Estas palabras la afectaron y se preguntó en qué se notaba, quizás en el hecho de que había ido con el gato envuelto en un chal, el resto de la gente llevaba a sus gatos metidos en cestas adecuadas, en forma de pagoda, cómodas para llevarlos al médico y para viajar. Aquel día pensó que había entrado en el círculo de las personas que tienen y que aman a los animales, un círculo de personas particulares, unidas por una especie de complicidad muy tenue pero aún así estrecha."

Será quizás el deseo de pertenecer a un círculo, como el de los moteros, los navegantes, los coleccionistas de sellos. No sé.

Voy a aprovechar para recomendaros de manera vehemente la obra de Natalia Ginzburg. Toda su obra. Querido Miguel, Las pequeñas virtudes, Familia, Léxico Familiar, etc. A la edición que de Léxico Familiar publicó recientemente la editorial Lumen, que está recuperando parte de su obra gracias al buen tino de la editora, Silvia Querini, le escribí el prólogo. Os lo copio a continuación. Y después, también, un perfil de la escritora que publiqué hace algún tiempo en El Periódico.

Y es que hablando de gatos recién llegados a casa, ya se sabe, se acaba hablando siempre de literatura, pues todos los caminos llevan a ella.

Iba a incluir aquí los dos textos, pero son tremendamente largos. Los incluyo, link mediante, bajo el epígrafe "Textos íntegros" que encontráis a la derecha. No son los que se publicaron, no exactamente, sino los que escribí, como ocurre con el resto de los textos incluidos en este apartado del blog.




31 comentarios:

Maine dijo...

Me conmueve, sinceramente, la profunda inocencia que irradian los gatos cuando duermen. Pronto tendré un pequeño persa, y creo que me volveré mejor persona.
Un saludo.

FLAVIA COMPANY dijo...

Maine:
Quizás sí es verdad que los animales nos convierten en personas mejores. Felicidades por el persa. Ya contarás.

Esther dijo...

A Sugus le ha tocado la lotería! ...y a mí, también!

Besos felinos

FLAVIA COMPANY dijo...

Esther:
Cuántas buenas loterías hay distintas a la que se reparte en décimos y cuesta dinero, ¿eh?

Esther dijo...

Sí, esas te hacen sentir realmente afortunada. Porque no se compra, te hace feliz y sobretodo, te hace mejor persona.

<(º)>

Lucy dijo...

¡Enhorabuena!
Lo mejor de los gatos es cuando nos acostumbramos a ellos y ellos a nosotros. Entonces es cuando se crea una verdadera complicidad.
Si ves que algún día parece que habla, grita mucho, le cambia el maullido... no te preocupes, es la llamada de la naturaleza (es hembra, ¿no?).

FLAVIA COMPANY dijo...

Lucy:
Sí, es hembra. Ya sé a qué te refieres.
Y sí, lo mejor de los gatos es que están como si no estuvieran y que no están como si estuviesen. Algo así, por raro que suene.

errante dijo...

Yo he sido durante cuatro meses madre de acogida de una gata abandonada. Por cuestiones que no vienen al caso no puede quedarme con ella y bien que lo siento. Le buscamos una familia adoptiva y se fue el 4 de Enero. Muchas veces nos acordamos de ella, de lo que hacía, de lo buena que era, de como ronroneaba cada vez que me veía... En resumen, la echamos mucho de menos. Así me estrené yo con los animales de compañía. Me he prometido que tendré una o dos gatas cuando pueda, mientras una foto de mi "hija" adoptiva preside nuestra nevera y la mesa de estudio/trabajo. Y sí, es un amor distinto, pero no menos intenso de otros que ya conocía.

errante dijo...

quería decir "que otros" no "de otros", siento el lapsus.

nunuaria dijo...

¡Pero qué preciosa eres Sugus!
¡Guapa! (Flavia, díselo de mi parte cuando la acaricies.)

Gracias por descubrirme a Natalia Ginzburg.
Otra más a la lista de los por leer.

sombretti dijo...

Chandal rojo, sof� rojo... l�stima que no haya gatos rojos, no? :)

francis black dijo...

flavia

Hoy en el Cultura/s de La Vanguardia hay una serie de articulos sobre literatura ,vanguardias , forma y fondo que te pueden interesar .

francis black dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Què t'anava a dir dijo...

Flavia, la Sugus és una preciositat!!! M'agrada sobretot la segona foto.

No sabia que eres gatera! (El món es divideix entre els gosseros, els gateros, els animaleros en general i els antianimaleros en general)

Jo sóc fonamentalment gatera. Junt amb els antianimaleros, sóm els més incompresos. Crec, vaya.

Pereza dijo...

Nosotras encontramos en la calle a una gatita albina y sin pensarlo nos la llevamos para casa. Una perra y una gata viviendo juntas. Es increible verlas jugar. Es sorda, a veces eso es bueno pero otras no tanto, jeje... Sugus es preciosa. Un beso

Botavara dijo...

¡Qué dulce!
Usted, que le dedica el tema y la gata Sugus, que seguro lo merece.
Puede que un día no muy lejano comience a sentirse mujer gata y Sugus parezca más humana...estas cosas las tienen los animales para aquell@s que los queremos y los admiramos, que poseen una facilidad pasmosa para mimetizarse y mimetizarnos.

carmen moreno dijo...

Yo tuve una mala experiencia con un gato. Y si le preguntan a mis amigos serán, incluso, crueles con sus descripciones sobre mí y los gatos.

Ah, y sí que hay gatos rojos. ¿Qué es Garfield si no? Ahora no me vengan con que no es un gato de verdad, que luego me sueltan lo de: los Reyes Magos no existen.

Berta dijo...

Jo també tinc gat i la veritat és que no les tenia totes al conviure amb dos patufets incansables..jijiji..però l´adaptació de tots amb ell va ser genial!!
Són un amor...;·))

acuar dijo...

que monada....me recuerda a la lolilla cuando se pasaba el dia durmiendo y metiendo el hociquillo por todos lados :)
Ais que la echo de menos...

Botavara dijo...

Flavia, he estado leyendo el perfil que colgaste de Natalia Ginzburg y me ha creado confusión el año de la muerte de Leone...puesto que fue detenido en noviembre de 1943, la fecha de su fallecimiento debió ser el 5 de febrero de 1944 ¿no?

FLAVIA COMPANY dijo...

Errante:
Lo de separarse de los animales a los que se ha tomado cariño no es nada fácil. Queda como un hueco, algo que antes no existía, vacío.

Nunuaria:
Sugus te da las gracias y te manda un maullido.
La Ginzburg es enorme, ya verás.

Sombretti:
Esta gata es bastante roja. Como mi bici, por ejemplo. Jajajajaja.

Francis:
Gracias, a ver si lo leo.

Què t'anava a dir:
Jo sóc animalera en general. M'agraden els bitxos.
Molt bona aquesta classificació que fas.

Pereza:
Yo también he tenido perra y gatos en pura y pacífica convivencia. Es un espectáculo.

Botavara:
Cualquier día empieza a hablar. Es muy expresiva.

Carmen Moreno:
Ese gato suyo es la excepción. Tendrá que probar de nuevo. O no.

Berta:
Els gats són de molt fàcil convivència. No demanen tanta atenció com altres -animals o persones-.

Acuar:
Ay, la Lolilla, pobreta!

Botavara:
Exacto: ¡Debería decir 1944!

Què t'anava a dir dijo...

He tornat a entrar al teu blog per veure la foto de la gateta altre cop!!! M'encanta la foto del mig, la panxeta que té, aixxx, que em surt la vena cursi!!

FLAVIA COMPANY dijo...

què t'anava a dir:
Ha, ha, ha, ha! És el que tenen els gats petits, que treuen "el pitjor" de nosaltres! Imagina't la cara que se'm posava a mi mentre la mirava, que sóc el que hi ha a sota.

Botavara dijo...

Si ella empieza a hablar ¿quiere decir que usted empezara a maullar? :-)

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
Yo ya maúllo. Jajajajaja.

Botavara dijo...

Me esperaba esa respuesta ¡qué bien que no me he quedado con las ganas! jajaja. ¿Y también debe ronronear y demás estrategias gatunas?

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
Mis habilidades animales son diversas y variopintas.

Botavara dijo...

Jajaja ¡por supuesto! Tocada...y en la línea de flotación.

dintel dijo...

Unos llegan y otros se van. La vida no es más que una estación.

Anónimo dijo...

¡Hola!
Me presento: Me llamo Marina y tengo a dos hermanitos de tu Sugus. He llegado a tu blog a través de Cristina de SOSGATS, te dejo la presentación de Woody y Buffy (este se tenía que llamar Nijinsky pero a nadie ni a él mismo le gusta el nombre:-( en mi blog y la idrección en Flickr donde tengo fotos alojadas de ellos:
http://www.flickr.com/photos/mar12256/sets/72157603962902188/

Mi blog: http://www.lacoctelera.com/giverny/post/2008/02/11/nuevos-la-familia

Mi dirección: sinera2000arrobatelefonica.net

Salutacions!!!
Mar

FLAVIA COMPANY dijo...

Marina:
Hola, gracias por pasar por aquí. he ido a tu página y me he quedado boquiabierta: no se puede negar que sean hermanitos, jajajaja. Son iguales. Qué gracia. Me ha encantado que pasaras por aquí y que dejaras mensaje.