martes, 4 de septiembre de 2007

VERANO Y LECTURAS

Se nos ha ido acabando el verano a la manera del hielo en la cubitera: sin que nos demos cuenta. Y estamos de vuelta, casi como si no nos hubiésemos ido. Excepto por los recuerdos, los nuevos, los que se nos han sumado a la vida, que son la prueba. Y las ausencias, que son el lastre.

Y las lecturas, claro, las páginas que nos han acompañado día tras día.
Este verano he leído una novela de éxito hace algunos años: "La mujer difícil", de John Irving. Seiscientas y pico de páginas cuya única razón de ser se halla, en mi opinión, al final de la obra, y cuando digo al final me refiero a la última frase, una frase que ya hemos leído en las primeras páginas, pero que nos despide con una grandeza incalculable, cargada de emoción, de sentido, de verdad, de gloria. Es casi una epifanía. Y la frase en sí no tiene mérito alguno, son unas pocas palabras fáciles, un diálogo aparentemente insustancial. No sirve leerla sin haber leído antes toda la novela. Es una experiencia radical. He quedado convencida de que Irving escribió la novela para poder terminarla así. Qué gran acierto. Qué sabiduría. Qué sorpresa. Qué premio a la paciencia: porque confieso que estuve a punto de dejar la lectura más de una vez.

7 comentarios:

francis black dijo...

Yo lei ese libro hace unos años , es cierto que la ultima frase es buena , pero durante el libro se va metiendo en historias que cansan bastante .

Y ahora mi super pregunta , hay obras que es mejor haber leido que estar leyendo , eso os pasa .

Por cierto lei hace unos dias "La mitad sombría" me gusto durante la lectura y una vez concluida .

FLAVIA COMPANY dijo...

Garcias, Francis.
Y sí, totalmente de acuerdo contigo: hay obras que es mejor haber leído que estar leyendo. Muy bien visto.
Y es cierto también que muchas de las historias de la novela de Irving cansan. Es más, impacientan. Pero me transmitió tantas cosas con ese final tan redondo que... bueno, di por bien empleado el esfuerzo.

nunuaria dijo...

Coincido con Francis en que hay obras que es mejor haber leído que estar leyendo y en que La mitad sombría me encantó.

Respecto a la novela de Irving, me arrastré por ella como pude hasta acabarla y no me gustó. Pero lo perdono porque escribió El mundo según Garp

FLAVIA COMPANY dijo...

A veces una emoción final bien vale "arrastrarse" por una novela... a mí tampoco me gustó, pero insisto en que ese final... esa instantánea con tanta perspectiva...

francis black dijo...

El final de esta novela tambien nos lleva a un tema , una novela no se puede eternizar en la lectura , es una cosa de dias y continuada , si esta novela tardas en terminarla el efecto del final creo que seria mucho menor y como tiene mas de 600 paginas aqui hay un problema serio o la coges con varios dias por delante y muchas horas o veo dificil que pueda gustar leida de veinte paginas en veinte paginas .

Vamos lectura de verano.

FLAVIA COMPANY dijo...

Exacto: lectura de verano.
Sea cmo fuere, y hablando en serio, la novela es tradicional, sencilla en sus planteamientos, conservadora en sus propuestas y profundamente burguesa en sus valores. Prescindible.

Moure Clouzet dijo...

Me gustó tu blog.
Saludos.