lunes, 17 de septiembre de 2007

PUERTBORNOZ

Como se ve en la imagen, el gimnasio que visito menos de lo que debería dispone de sistemas de cierre y apertura de tecnología punta. Cada día que voy, pocos, busco entre el personal al/la del albornoz sin cinturón. ¿Por qué lo cedió? ¿Le pagaron? ¿Se cansó de darse con la puerta en las narices? ¿Es una broma? ¿O tal vez regaló toda la prenda? Y en ese caso, ¿para qué se ha empleado el resto?

4 comentarios:

francis black dijo...

Estaban dos haciendo jueguecitos en la puerta, llego alguien y para disimular, pues no era normal que alguien se quitara allí el albornoz dijeron que estaban intentando cerrar la puerta y pusieron el cinturón.

La relación termino y ninguno de los dos quiere recordarla con lo cual no quieren ni oír hablar del cinturón, el resto están como tu, dudan y no dan el paso.

Claro que podría ser otra cosa.

FLAVIA COMPANY dijo...

Francis:
Me encanta tu respuesta. Buenísima la conjetura. Vamos, excelente. Lo que me he reído.
¿Y la relación terminó por culpa del albornoz al que pertenecía el cinturón, de un color sin duda poco glamouroso?

francis black dijo...

Eran actores .

silvia dijo...

puertbornoz queda cerca de puertbanús?? oh! se me acaba de ocurrir que la traducción al catalán de tu foto sería ésa, puertbarnús, el paraíso de la jet...ajajajja
por cierto, que no se trata de un cinturón, es la cola de un gato, y ahí viene la pregunta capciosa : ¿qué pasó con el resto?