martes, 26 de junio de 2007

COSAS INCONFESABLES


Puede verse -y oírse- en el Liceo estos días una Manon estupenda. La de Massenet, con escenografía y vestuario de Tanya McCallin, dirección de escena de David McVicar y dirección musical de Víctor Pablo Pérez. Coreografía de Michael Keegan-Dolan. Mejor el primer reparto que el segundo, as usual.

Pero: Hay que ver y oír sin saber. Las historias que cuentan las óperas son ofensivas para la mujer, siempre y, por extensión, para las personas en general. Y a mí me entra una profunda contradicción cada vez que me veo sentada en una butaca del Liceo, emocionada, esperando a que me cuenten una vez más que la mujer o bien es "muta d'accento e di pensier", o ligera de cascos, o prostituta de lujo, o tonta de remate, o interesada hasta límites inconcebibles, o mero objeto sexual, o motivo de batalla entre las hombrías de dos varones vanidosos de serlo... Qué cansancio.

Pero: Qué manera de contarlo, eso sí.

Entonces pienso: Hay personas buenas que disfrutan de los toros.

Son esas cosas que nos pasan a los seres humanos, pasto de la contradicción.

Y los toros o la ópera son cosas hasta cierto punto confesables, pero todos tenemos de aquéllas otras, que casi nos ruborizan al revelarlas. Una de las mías: Me gustan las películas de ciencia ficción de Arnold Schwarzenegger. Ahí queda eso. No todo el monte es ópera.
¿Alguien se atreve a ponerse en la lista con un algo inconfesable?

9 comentarios:

nat dijo...

m'agrada l'elton john.. i els tatuatges de mentida, jeje...

Salsa dijo...

Vaya, encontre por casualidad tu blog...
Pero que bien.
Me imagino que te lo habran dicho millones de veces...
Pero tu novela: Dame Placer, me imapacto mucho en su momento, exactamente en el verano del 2001.

Esto sonará super chorra, pero da igual: gracias por escribir desde donde escribes.

Un saludo desde Madrid

*;)

Asor

FLAVIA COMPANY dijo...

Muchas gracias a ti, "salsa". Siempre es un placer recibir comentarios tan generosos sobre lo que se ha escrito.
Seguimos!

sombretti dijo...

Doncs una d'avui mateix: em vaig baixar "La casita de papel" de Jorge Sepúlveda i avui l'he escoltada com a mínim 5 vegades a l'mp3.

Però n'hi ha de pitjors: la meva senyora se'n sap la lletra.

phoenix_vulcanno dijo...

Mmmmm... quelcom inconfessable de mi? ¬¬" un fantasia: enrtollar-me amb algú en un ascensor XD

Vaaaaale, ja sé q potser aquesta és la fantasia de milers de persones també! :P

laurópata dijo...

Me encanta Barbra Streissand... consigue ponerme los pelitos de punta. Ah! y las pelis horteras que hablan del espíritu de la navidad y derivados...(este es demasiado ¿verdad?) juasjuas. (Pero sólo en Navidad eh?)
Besos mil

FLAVIA COMPANY dijo...

Por partes: Lo de la casita de papel... ja m'ho enviaràs, perquè no sé què és. Fíjate tú. Lo de escuchar cinco veces seguidas algo: és encara més fort, sigui el que sigui el que escoltes. Felicitats per la constància, no obstant.

Lo del ascensor: incòmode, i bruteja una mica, però no tiene desperdicio... diuen, ha, ha, ha!

Lo de Barbara Streisand... aún, pero lo de las pelis navideñas: eso s que es ser valiente y confesar algo de veras inconfesable. Qué atrevimiento, qué osadía, que horterez. A cambio, otra mía: me gusta Laura Pausini. Brutal, ¿no?

Venga, animaos, sed valientes: hay que confesar lo inconfesable. Lo de la Laura Pusini es aún peor quelo de las pelis navideñas, no?

Joana dijo...

Me preocupa sinceramente la salud del planeta y todas esas cosas. Pero confieso que me encantan las motos de 100 caballos y los coches de 400. Y ir a toda hostia por la carretera. Definitivamente soy una macarra y una hortera.

FLAVIA COMPANY dijo...

Joana: Definitivamente, sí.