miércoles, 19 de mayo de 2010

MURCIA

Estuve el fin de semana pasado, días 14 y 15 de mayo, dando unos talleres de microrrelatos en Murcia. Me invitó la escritora y psicoanalista Lola López Mondéjar (clica aquí para ver su página web), a quien os recomiendo con vehemencia que leáis. (Por cierto, el próximo mes de setiembre publicará en Siruela una novela cuyo argumento me pareció de lo más sugerente. La leeremos con ganas. Ya os contaré).
Son esos círculos mágicos de la vida los que me llevaron hasta la Biblioteca en donde viernes y sábado tuvimos esos encuentros literarios. Me dio la sensación de llegar a un lugar tan propio, la gente de los talleres me hizo sentir tan bien, tan como en casa. Conectamos. ¿Podría decirse así? Tuvimos, juntos, unas horas que parecieron un paréntesis en la vida. Unas horas suspendidas de un lugar distinto. Gracias a ellos, claro. A su modo de estar, de escuchar, de escribir, de ofrecer té y galletitas. De pensar, de preguntar, de respetar, de compartir.
Un privilegio.
Y Lola López Mondéjar, un acontecimiento. Tal cual.
Gracias desde aquí a ella y a todo el grupo. Fue un placer. Amenazo: volveré.
Os copio a continuación un microrrelato que escribió para mí -y que después me regaló- la tallerista Fina Gómez. (Por cierto, cuando se refiere a mí dice "la joven", tan generosamente, porque Fina es mayor que yo).
***********************************
La mar de cuentos
La mar está en calma. Los pececillos de todos los colores y tamaños revolotean alrededor del velero. La "Capitana" prepara sus redes. Se asoma a proa para ver cómo está la posible pesca. Los peces se detienen y contemplan a la joven que los encandila a primera vista. Es morena, de piel curtida por el sol, segura de sí misma, atractiva, y su figura delgada y bien formada está vestida por una chaqueta negra y pantalón vaquero. Mira a sus espectadores con simpatía y comienza su labor. Se mueve como una sirena, sus leyendas entusiasman... De improviso una exclamación pone en alerta a sus observadores. ¡Uf, qué calor! Y el estriptís comienza. Con destreza, desliza por su brazo una manga, unas cadenitas plateadas rodean su esbelto cuello y, más largo, un collar de piedras color beige con un colgantito a la altura de sus pechos, se mueve insinuante, mientras continúa sacando la segunda manga de su chaqueta que deja ver un fino suéter pegado a su cuerpo. La "Capitana", ante la expectación de su encantado público, detiene la operación: Chicos, ¡ya no va más! La operación estriptís ha terminado... ahora, sigamos con la mar de cuentos.
******************************
Bonito texto, ¿no?
Gracias, Fina.
Un abrazo a todas y a todos.

domingo, 16 de mayo de 2010

SER EPITAFIO

Estaba el otro día llegando a puerto en el inefable Proteo cuando, de pronto, sonó mi móvil. Y en contra de mis hábitos -cuando navego no hablo por teléfono-, atendí.
Era una llamada del "más allá". Me explico: quien telefoneaba era una maestra encantadora a quien había conocido dos años atrás gracias a mi visita a su escuela de primaria, en Vilafranca del Penedés, para charlar con su clase acerca de mi libro infantil "El llibre màgic" -se trataba de niños de nueve años, más o menos, y creo que fue allí donde una niña, con los ojos muy abiertos, me preguntó: "¿Tú duermes?".
La cuestión es que Anna, la maestra, me llamaba para algo insólito: me pedía permiso para citar -cincelar- una frase de mi novela "L'illa de l'última veritat", en la lápida de la tumba familiar. Como es natural, me impresionó y halagó a un mismo tiempo su petición y por supuesto accedí a que así lo hiciera.
La lápida en cuestión tiene una larga historia que, como estaba yo navegando, no pude escuchar por teléfono, de modo que le pedí que me la contara en un mail. Lo hizo, y no tiene desperdicio. (Os copio su carta, en tres fragmentos, en los comentarios).
****************
PETICIÓN: En su mail, Anna pide que opinemos acerca de cuál de las dos frases que ha elegido es adecuada para la lápida y cuál para el recordatorio. ¿Podéis por favor dejar apuntada vuestra opinión?
Frase A: "Quizás la muerte es lo mejor de la vida. Habrá que verlo".
Frase B: "Hagamos lo que hagamos acabaremos muriendo. Vale la pena hacer lo que deseemos, ¿no?"
Yo voto la A para la lápida y la B para el recordatorio.
****************
Hay algo extremadamente íntimo y halagador en que una persona viva elija para su tumba las frases de otra persona viva. Y en que desee que la autora de las frases dé su consentimiento. Se trata de un lazo indisoluble, un lazo elegido para la eternidad.
Es completamente distinto a escribir una misma la frase o a elegir la de un autor ya fallecido y por supuesto célebre. (Mi editor bromea conmigo y me llama Lord Byron y Rabindranah Company).
En fin, la vida, por suerte, no deja de sorprendernos.

miércoles, 5 de mayo de 2010

TRADUCIR-SE

La imagen la he bajado de aquí.

Justo en estos días en que me estoy traduciendo a mí misma, después de terminar la traducción de la novela de Vicenç Pagès Los jugadores de whist (que aparecerá en octubre en editorial JP), justo en estos días, digo, decía, me he asociado a ACETT, la Asociación Colegial de Traductores y estoy encantada de haberlo hecho. (Curiosidades de la vida: hasta ahora no me había asociado porque pensaba que estaba asociada. Risas.)

Me estoy traduciendo, pues, a mí misma. De L'illa de l'última veritat estoy pasando a La isla de la última verdad, que aparecerá el próximo enero en la editorial Lumen, de mano de la editora Silvia Querini con quien, por cierto, mantuve el otro día una de esas reuniones con las que soñamos los escritores/as, en donde el editor se preocupa por el texto, lo comenta, lo apostilla, lo mima, le busca las vueltas, lo aprecia y se muestra feliz de que haya caído en sus manos. Eureka.

Total, que la tentación de cambiarse una misma palabras, giros, expresiones es sin, duda, inaguantable, así que una permite que la tentación la venza. Pero... por ejemplo... ¿y si me da por cambiar el título?

Abro turno de opiniones:

¿Qué os parecería que en castellano se titulara "HASTA QUE SE ACABE EL AIRE?"

Bueno, nada, de todos modos me fascina traducir (prefiero "hacérselo" a otros que a mí, pero incluso a mí misma me gusta "hacérmelo"; perdón por las expresiones), casi tanto como escribir o leer (traducir es la más comprometida e intensa manera de leer, en realidad).

lunes, 3 de mayo de 2010

ALICIA EN BARCELONA


MAÑANA A LAS SIETE DE LA TARDE, EN LA FNAC DE DIAGONAL MAR (Avda. Diagonal, 3), PRESENTAMOS (EL PLURAL NO ES MAYESTÁTICO, ES QUE VOY A ESTAR ALLÍ, "OFICIANDO" JUNTO A LAS AUTORAS, ISABEL FRANC Y SUSANNA MARTÍN) ESTE FANTÁSTICO LIBRO QUE ENTRE LAS DOS HAN CREADO, UNA SUERTE DE RECORRIDO POR MOMENTOS DE LA VIDA EN QUE ALICIA NO ESTÁ EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS SINO EN EL MUNDO REAL EN QUE NOS TOCA VIVIR, UN MUNDO DONDE A VECES UN DIAGNÓSTICO MÉDICO LE CAMBIA A UNA LA VIDA Y LA OBLIGA A REPLANTEARSE UNAS CUANTAS COSAS Y LE MUESTRA QUIÉNES ESTÁN MUY CERCA Y QUIÉNES NO TANTO, Y LE DA PISTAS SOBRE LO QUE ES VERDADERAMENTE IMPORTANTE, Y LE ENSEÑA A REÍRSE DE COSAS DE LAS QUE NUNCA IMAGINÓ QUE IBA A REÍR...
UN GRAN LIBRO POR DOS GRANDES AUTORAS.
NOS VEMOS ALLÍ CON QUIENES PODÁIS.
¡HASTA MAÑANA!